Babilonia 1900-700 a.C.


La dominación de Mesopotamia fue abordada por Ur y seguida por varias invasiones. Alrededor del año 1894 a.C. los babilonios impusieron sus leyes con una dinastía que duró 300 años.

Los babilonios comenzaron a dominar el sur de Mesopotamia bajo su sexto rey, Hamurabi el Grande, que vivió entre los años 1789 y 1750 a.C. Él fue un legislador muy eficiente, famoso por el código legislativo que inventó (Código de Hamurabi) y por dar estabilidad a la región, después de tiempos turbulentos.

Babilonia se transformó en el poder central de Mesopotamia. Los ejércitos estaban bien disciplinados y lograron conquistar las ciudades-estado de Isin, Elam y Uruk, además del poderoso reino de Mari. Sin embargo, Mesopotamia no tenía límites muy claros, lo cual significaba que fuera un territorio vulnerable a los ataques. El comercio y la cultura prosperaron por 150 años, hasta que finalmente los hititas atacaron y saquearon la ciudad en el año 1595 a.C. Este ataque fue tan brutal que sus ciudades continuaron por más de cien años bajo gobernantes extranjeros. Luego, por 500 años Babilonia fue asolada por los asirios, justo antes de que volviera a erguirse nuevamente todo a su esplendor.

Ciencias tempranas del pueblo Babilonio
Los matemáticos de Babilonia idearon un sistema para contar, basándose en el número 60. A partir de éste, se puede obtener el dígito de minutos en una hora y los grados de un círculo (60*6). Los eruditos desarrollaron ciencias tempranas y astrología a partir del conocimiento que heredaron de los sumerios.

OTROS DATOS

Durante el reino de Hamurabi y sus sucesores, Babilonia controló todo el territorio de Mesopotamia. Sin embargo, el territorio se hizo vulnerable a los ataques desde el norte y el oeste.



Hamurabi se hizo famoso por la invención del código de leyes que lleva su nombre. Este fue el código de donde surgió la frase "Ojo por ojo, diente por diente", para indicar qué castigos había que aplicar al culpable de un crimen. Estas leyes protegía al débil del fuerte y regulaban los negocios y la posesión de tierras.



La ciudad de Babilonia era resguardada de los asirios, hititas y elamitas por arqueros expertos, pues la riqueza de la ciudad y su ubicación despertaban la envidia de pueblos vecinos que buscaban apoderarse del camino que iba desde Asia al Mediterráneo.



Esta piedra aplanada y redondeada tiene inscripciones que han sido descifradas como peticiones sagradas a los dioses para que protejan las tierras del señor.



Esta estela muestra un relieve de Hamurabi con el dios de la justicia Shamash. Abajo, se inscriben las leyes de su famoso código para que todos las pudieran ver. De este modo se demostraba al pueblo que las leyes habían sido entregadas a este gobernante por los dioses.


Artículos relacionados

Babilonia 1900-700 a.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.