El Imperio Persa 559-331 a.C.


Irán solía conocerse como Persia. Su pueblo se conformaba por dos grupos, los medas y los persas, quienes migraron a Persia provenientes de Asia Central hace cerca de 2800 años.

Al principio, los medas eran muy poderosos. Más tarde, hace cerca de 2550 años, Ciro, gobernador de los persas, se rebeló contra los medas y tomó el control. Ciro el Grande convirtió Persia en el centro de un poderoso nuevo imperio. Su capital estaba ubicada en Ecbatana, en la ruta de la seda, que en la actualidad se encuentra sepultada bajo la ciudad de Hamadán, en Irán.

Los reyes conquistadores
Ciro comandó un ejército de caballería y de habilidosos arqueros. Aprovechando las debilidades de sus vecinos, conquistó un imperio que se extendía desde el Mediterráneo hasta Afganistán. Su hijo, Cambises, invadió Egipto. Los persas se ganaron el apoyo de sus súbditos por gobernar de una manera justa. Dario I finalmente extendió el imperio hasta la India y Grecia. Él reorganizó sus dominios, nombrando sátrapas o gobernantes para cada provincia. El pueblo le pagaba los impuestos en forma de cereales, plata y productos agrícolas.

La unificación del mundo antiguo
Dario construyó rutas y ciudades comerciales con el fin de llegar a todos los puntos de su gran imperio e impulsó el comercio mediante la introducción de una moneda estándar. Los persas controlaron el extremo occidental de la ruta de la seda desde China, así como todo el comercio desde la India hasta el Mediterráneo. Este rico imperio cosmopolita unificó la mayoría de civilizaciones antiguas de la época. Sin embargo, se basaba en la fuerza de sus gobernadores. Con el tiempo, los griegos acabaron con el imperio y lo reemplazaron.

Enseñanzas religiosas
En términos de religión, los persas seguían las enseñanzas del profeta persa llamado Zaratustra, que en griego quiere decir Zoroastro. Zoroastro había adaptado la antigua religión persa tribal, la cual habría sido traída por los persas a Asia central. Ellos adoraban a un solo Dios, Ahura Mazda, de quien pensaban que se encontraba en una batalla divina con Ahrimán (que representaba el sueño) y Satán (que representaba el mal).

Aunque el zoroastrismo no se convirtió en una religión mundial, más tarde influenció muchas otras creencias, incluyendo el cristianismo. Tal influencia se puede ver claramente en el libro bíblico Revelaciones.

OTROS DATOS:

Darío I (548-486 a.C.) fue un gran general que extendió el imperio hacia el oriente y el occidente, y lo reorganizó en 20 provincias. Construyó buenas rutas, así como una nueva capital real en Persépolis. Desde Lidia, en Anatolia, introdujo monedas de oro y plata a Persia. Darío se hizo llamar Shahanshah, que quiere decir rey de reyes.



Este friso fue esculpido en bajorrelieve sobre una delgada losa en el palacio de Apadana, en Persépolis. Estas obras de arte cubrían las paredes y las escaleras del palacio.



La tumba de Darío fue construida en Pasargada, Irán. Después de su muerte, el esplendor el imperio persa ya había pasado y siguió en declive.



La imagen muestra a un soldado de a pie del ejército persa. el ejército fue exitoso debido al uso inteligente de la estrategia. dicho ejército cubría grandes distancias durante sus campañas.



Darío fabricó para sí mismo un gran palacio en su nuevo capital de Persépolis. La escalera del palacio fue esculpida con una procesión de sus dignatarios en atuendo ceremonial.



Impresión de un sello cilíndrico con escritura cuneiforme a la izquierda, muestra a Darío I cazando un león desde un carro, con arco y flecha. La figura alada es la imagen de la diosa Ahura Mazda, principal diosa de los persas.



Este mapa muestra el imperio persa en su máxima expresión, bajo el gobierno de Darío. Susa se convirtió en su centro administrativo y Persépolis en su centro de estado. El camino real fue construido para acelerar las comunicaciones.



FECHAS CLAVE:

c850-750: los medas y los persas migran a Irán.

c600: Zoroastro regorma la antigua religión persa.

559-525: Ciro el Grande crea el imperio persa.

521-486: Darío expande el imperio hasta su punto más alto.

480: los griegos ponen un alto a la expansión persa en Salamina.

331: caída de Persia a manos de Alejandro Magno.

Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

El Imperio Persa 559-331 a.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

1 Comentarios:

Tulis Comentarios

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más