El declive de Roma 200 - 476 d.C.


En el año 165 d.C., una plaga arrasó el Imperio Romano y redujo su población dramáticamente. El subsiguiente declive de Roma duró 300 años.

La plaga atacó Roma durante dos años y fue seguida, a partir del año 180, por el gobierno del loco emperador Cómodo, las revueltas en África y Bretaña, y una sucesión de emperadores inadecuados, nombrados al afán. El gobierno en el centro se estaba desintegrando y Roma caía en el caos.

Cambios provinciales
El poder se trasladó a las provincias, en las cuales la gente deseaba conservar su estado de romanos. Los parsis, en el oriente, y los británicos, en el norte, estaban creando problemas, y aparecía una nueva fuerza: los bárbaros.

Los marcomanos, los godos, los francos, los alemanes y los vándalos tenían el Imperio bajo presión y, entre los años 260 y 272, los romanos tuvieron que abandonar y entregarles Hungría y Bavaria. Partes del Imperio tales como Galia, Bretaña y Siria estaban en proceso de separación y la economía romana también estaba decayendo.

El Imperio se divide
En el año 284, el emperador Diocleciano decidió que el imperio era demasiado extenso para ser gobernado por un solo hombre y lo dividió en dos: el oriente grecoparlante y el occidente, de habla latina. Nombró a un coemperador, llamado Maximiliano, para que gobernara en la mitad occidental.

El ejército se había reorganizado y ampliado a 500000 hombres, y se modificaron los impuestos para poder solventarlo. Las provincias fueron reorganizadas para hacerlas más gobernables. Se promovió el romanitas o estilo de vida romano, con un fuerte énfasis en la autoridad divina del emperador.

El fin del Imperio
El emperador Constantino trató de revivir el imperio. Favoreció y promovió a los cristianos, construyó iglesias y llevó a cabo consejos de la iglesia, lo cual convirtió el cristianismo en la religión oficial.

En el año 330, trasladó la capital a Bizancio y la llamó Constantinopla. Esta ciudad llegó a ser tan grande como Roma, mientras que el occidente se volvió más débil y pobre. Después de que Roma fuera saqueada en el año 400 y en el 455, la mitad occidental del Imperio colapsó, bajo el ataque de los bárbaros.

El último emperador fue depuesto por los godos en 476. Después de esto, el gobierno de Roma occidental fue reemplazado por varios reinos germánicos. El impero de oriente, conocido como el Imperio Bizantino, duró hasta 1453. Aunque muchas de las costumbres romanas habían sido adaptadas por los bárbaros, el Imperio Romano se encontraba en sus últimos días.

Constantino
Constantino se veía a si mismo como el salvador del Imperio Romano. Decidió utilizar la creciente fortaleza del cristianismo para crear una cultura en el imperio. Convocó a los sacerdotes a varios concejos, los obligó a establecer una doctrina de la iglesia y a organizarse.



Favoreció a los cristianos , a quienes él consideraba menos corruptos y egoístas que los romanos. no obstante, él no era cristiano, hasta que se convirtió en su lecho de muerte. Por otro lado, al trasladar la capital a Constantinopla y fundar el Imperio Bizantino, de paso debilitó la parte occidental del imperio y aceleró la eventual caída de Roma. La iglesia católica romana continuó como una fuerza cultural y religiosa en occidente, mucho después de la caída de Roma.

Constantino gobernó como emperador desde el año 312 al 337.

OTROS DATOS:

Entre el año 250 y 550 los romanos estaban en constante batalla con los bárbaros germánicos y asiáticos, quienes buscaban pertenecer al imperio o saquearlo con el fin de eliminarlo.



El emperador Diocleciano creó la tetrarquía (gobierno de cuatro) para administrar las dos mitades del Imperio. La tetraquía constaba de dos emperadores, ayudados por los lugartenientes.



El vasto imperio creció demasiado y se hizo exageradamente complejo para gobernar, así que Diocleciano lo dividió. Esto significó que el rico oriente no se inclinaba a ayudar al beligrante occidente y así el occidente se dio por vencido. Los altos niveles de los impuestos significaron que a muchos romanos no les importó la caída, pues era más barato vivir sin el imperio.



El arco de Constantino en Roma fue construido para recuperar el espíritu de victoria y la supremacía de Roma, después de un siglo de muchas decepciones. No obstante, los logros reales de Roma en esa época no fueron tan grandiosos como lo que se suponía que el arco debía proyectar.



Detalle del arco de Constantino que muestra a los soldados romanos sitiando la ciudad de Verona, en el año 312. Esta batalla fue parte de la guerra de Constantino contra su emperador Maxentius. El arco fue entregado en el año 315.



El emperador Justiniano continuó la lucha contra los bárbaros. Esta moneda de oro fue acuñada en el año 565 para celebrar la derrota de los vándalos a manos de su general, Belisario.



FECHAS CLAVE:

165-167 Una plaga devastó el Imperio Romano.

167-180 Guerras marcomanas contra los primeros bárbaros.

250 Se implantó la veneración obligatoria al emperador, bajo el gobierno de Decio.

250-270 Los bárbaros atacan el Imperio desde el norte.

276 El emperador Tácito es asesinado por sus tropas.

286 Diocleciano divide el Imperio en dos mitades y controla la parte oriental; Maximiliano gobierna la parte occidental.

324 Constantinopla es fundada como nueva capital del Imperio.

370 Llegada de los hunos a Europa: loa alemanes buscan refugio dentro del Imperio.

378-415 Los visigodos se rebelan y destrozan el imperio.

406 Se retiran los romanos de Bretaña, Galia e Iberia.

410 Los visigodos saquean Roma.

441 Los hunos vencen a los romanos.

476 Muerte del último emperador romano.

Artículos relacionados

El declive de Roma 200 - 476 d.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.