El Imperio Romano 27 a.C.- 475 d.C.


Después de la muerte de Julio césar, en el año 44 a.C., los romanos prefirieron la dictadura del caos. Octavio, su sucesor, gradualmente tomó control. Se convirtió en el primer emperador.

Octavio era el sobrino de César. Era un político muy competente, que se hizo elegir cónsul (presidente) año tras año. Él se hizo llamar princeps (el primer ciudadano), en lugar de hacerse llamar rey. Después se hizo llamar Augusto (el que impone). Reorganizó el gobierno y el imperio, e impuso la paz. Bajo su mandato, el comercio se extendió hasta África, India y China, y las ciudades, los caminos y los territorios del imperio se expandieron.

Los emperadores romanos
Los emperadores dependían más del ejército que del apoyo del pueblo romano. Los patricios ya no tenían un gran poder. Muchos se habían ido a ricos estados en el campo y las provincias lejanas. La mayoría de los emperadores romanos escogía a sus sucesores, aunque algunos impopulares o controversiales eran depuestos por los soldados. En los años 68 y 69 d.C., se depusieron cuatro emperadores en tan sólo un año.

A partir del año 100 d.C., Roma estuvo gobernada por emperadores muy fuertes: Trajano, Adriano, Antonio y Marco Aurelio, aunque casi ninguno de ellos era realmente romano. Por el año 117 d.C., el imperio había crecido demasiado y los soldados romanos ya no podían recibir su pago en forma de esclavos y de tierras tomadas en conquista. Así se generó una gran carga para Roma.

El imperio romano
Las conquistas finales en el siglo que siguió a Augusto, se habían dado en Gran Bretaña, Siria, Palestina y Egipto. Los judíos y los británicos habían sido difíciles de vencer, mientras que doblegar a los pueblos de Partia fue imposible. Sin embargo, la mayoría de los pueblos conquistados se adaptó.

Los pueblos de Galia, norte de África, Siria, Bretaña y Hungría adoptaron las costumbres romanas y se consideraban a sí mismos ciudadanos romanos.

Gobernar un gigantesco imperio era difícil, y estaba unido por el aspecto comercial, mas no por el religioso o el étnico. A los pueblos de provincia se les permitía continuar con sus vidas siempre y cuando obedecieran las reglas establecidas por los romanos.

El ejército romano

Los soldados se enrolaban en el ejército para hacerse acreedores de promociones, tierras y poder, especialmente si ellos no eran romanos. Esto significaba que los soldados dominaron el imperio y sus colonias, convirtiéndose en terratenientes y en la clase dominante. El ejército era muy internacional y a menudo contrataba bárbaros como mercenarios. Las legiones peleaban en tierras tan lejanas como Escocia, Marruecos y Arabia. Los caminos, los fuertes y los muros fronterizos fueron construidos para mantener la seguridad.

Cuando atacaban fortalezas, los legionarios formaban un escudo como el que se muestra en la imagen. Un testudo (tortuga), que avanzaba lentamente bajo el ataque de piedras y flechas.



Legionarios romanos fuertemente armados: un centurión (oficial) con una balista (catapulta), un legionario (soldado) y un portador del estandarte.



OTROS DATOS:

Julio César fue un general incansable y ambicioso, así como un político que conquistó a los celtas galos y más adelante se convirtió en el primer dictador vitalicio de Roma, un nombramiento que enfureció a los republicanos y que condujo al asesinato de César.



El Imperio Romano dominó todo el mundo occidental y lo unificó bajo un eficiente sistema económico y bajo un mismo gobierno.



Los campamentos permanentes del ejército romano se asemejaban a una ciudad miniatura, con los servicios necesarios para mantener una legión. Después de todo, las tropas estaban lejos de sus hogares, ubicados en otros sitios del imperio. Estas bases militares estaban ubicadas en las áreas que más necesitaban protección permanente.



La Vía Apia, el camino principal desde Roma hacia la costa suroriental, fue construida en el año 312 a.C. Por primera vez, los soldados, mercaderes y viajeros podrían movilizarse más rápido a otros lugares.



FECHAS CLAVE:

509 a.C. se fundó la República de Roma.

496: los romanos derrotaron a los latinos en la batalla del lago Regillus.

493: la alianza entre romanos y latinos conforma la liga latina, que luchó contra los etruscos.

390: los romanos son saqueados por los celtas.

306: los romanos vencen a los etruscos.

300s: los romanos se expanden para dominar Italia.

264-202: Guerras Púnicas y caída de Cartago.

146: Roma se toma Grecia.

50s: César conquista Francia.

49-31: Guerra Civil entre generales competidores.

27 a.C. Octavio: fin de la República y crecimiento del imperio.

d.C. 160: las plagas y las crisis disminuyen la población y el comercio.

212: se les otorga ciudadanía romana a todos los habitantes del imperio.

286: Diocleciano divide y reorganiza el imperio.

324: fundación de Constantinopla.

370: los bárbaros atacan el imperio.

410: los visigodos saquearon Roma, lo que da como resultado una rápida decadencia de la ciudad.

476: caída del último emperador, Rómulo Augusto.

Artículos relacionados

El Imperio Romano 27 a.C.- 475 d.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.