El santo Imperio Romano 962 - 1440


Otto I se convirtió en rey de Alemania en el año 936. Él quería revivir el antiguo imperio romano y fue coronado como el primer emperador santo por el Papa en el año 962.

El santo Imperio Romano no fue particularmente santo, ni romano. Fue fundado por Carlomagno en el año 800, quien se preocupaba por el poder de los reyes y era alemán. Después de la muerte de Carlomagno, el imperio carolingio se vino a pique gradualmente, y Francia y Alemania se separaron.

En Alemania se eligió un rey como gran señor, de tal forma que pudiera unificar a los muchos duques de gobiernos independientes, condes y obispos. El primero de estos grandes señores fue Conrado I de Franconia, elegido en 911. Más adelante, el ambicioso Otto I (936-973) quería revivir el Imperio Romano. Otto trajo estabilidad, unificando a todos los gobernantes que le debían lealtad, y derrotó a los magiares.

Otto conquistó Bohemia, Austria y el norte de Italia. Después de 25 años, hizo que el Papa lo coronara como el emperador Augusto, fundando así una tradición imperial que duró 850 años, hasta 1806. Su imperio se convirtió en el santo imperio romano renacido.

Los Papas y los emperadores


Varios Papas necesitaban ayuda para gobernar sobre la Europa cristiana, pero a menudo se generaban conflictos con los emperadores. Los católicos tenían que obedecer al Papa, así que éste era muy poderoso. Los Papas querían escoger a los emperadores y los emperadores querían escoger a los Papas y controlar los asuntos de la iglesia.

Finalmente, el emperador Enrique IV y el Papa Gregorio VII se confrontaron. En el año 1075 Gregorio le dijo a Enrique que no tenía derecho a escoger a sus obispos. Como venganza, Enrique dijo que Gregorio ya no era el Papa. Gregorio lo excomulgó, lo que significó que Enrique ya no fue reconocido por la iglesia cristiana y sus súbditos no tenían por qué obedecerle. En 1077 Enrique pidió perdón.

La riña sobre la escogencia de los obispos finalmente llegó a su fin en 1122, pero se presentaron más disputas, lo cual condujo a una gradual separación de la iglesia y el estado.

OTROS DATOS:

Cuando Enrique IV fue a ver al Papa a Canossa, en enero de 1077, con el fin de arreglar una disputa de poderes, el Papa Gregorio lo hizo esperar afuera bajo una tormenta de nieve durante tres días, antes de perdonarlo y quitarle el castigo de la excomunión.



En 1122, el Papa y el santo emperador romano firmaron un acuerdo en la catedral de San Pedro, en la ciudad de Worms, al suroccidente de Alemania. El acuerdo acabó en larga disputa sobre quién era responsable por el nombramiento de los obispos.



Usualmente, los nobles apoyaban al emperador contra el Papa, pero algunas veces se revelaban. Los soldados normalmente apoyaban a los nobles, quienes les daban tierras; y los trabajadores campesinos eran empleados por los soldados y los nobles. Así mismo, los monjes respaldaban a los clérigos, quienes a su vez solidarizaban con el Papa. Estas eran relaciones feudales, en las cuales una persona debía lealtad e impuestos a cambio de protección, tierras o derechos. Todos los individuos feudales en toda la sociedad:



Otto I estuvo en el trono alemán durante 37 años. Él convirtió el santo Imperio Romano en una gran duradera institución unificando a los gobernantes regionales de su país y haciendo que estos cooperaran con él.



El santo Imperio Romano unificó a todos los pueblos que hablaban alemán y extendió su poder a Italia, para proteger y para tratar de controlar a los Papas.



El santo emperador romano tenía derecho a ser coronado por el Papa en Roma. Muchos Papas y emperadores no estaban de acuerdo en asuntos de poder y autoridad, y ésto generó problemas, dado que cada una de las partes quería interferir en los asuntos de la otra.



FECHAS CLAVE:

911 Conrado I de Franconia es elegido rey alemán.

936-973 Otto I fortalece el santo Imperio Romano.

1056-1106 Enrique IV entra en conflicto con el Papa.

1122 Concordato de Worms: acuerdo entre el emperador y el Papa.

1200 Cima del poder político de la iglesia católica.

1300 Los Papas pierden el poder de la iglesia católica.

1440 El santo Imperio Romano aprueba la dinastía austríaca de Habsburgo.

Artículos relacionados

El santo Imperio Romano 962 - 1440
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.