Ghana 700 - 1240


Ghana fue el primer estado africano verdadero. La mayoría de africanos aún vivía en sociedades tribales, pero Ghana, centro de la operación comercial del oro, abrió nuevas posibilidades.

El reino medieval de Ghana estaba ubicado más al norte, más hacia el centro del continente que la actual nación de Ghana. Sus raíces vienen del siglo IV, cuando las tribus soninkés africanas eran gobernadas por los Maga, un clan bereberes proveniente de Marruecos. Los bereberes dominaban la forma de viajar en camello por el desierto del Sahara y comerciaban la sal por el oro de los soninkés.

Cuando los musulmanes árabes invadieron el norte de África, el comercio de oro estaba en auge, y en el año 700, Ghana era rica e importante como centro de comercio.

En el año 770, los soninkés expulsaron a los magas y construyeron una nación bajo el gobierno de Kaya Maghan Sisse, que se convirtió en el rey de los soninkés, en el año 790.

La capital de Ghana era la ciudad de Koumbi Saleh, donde los africanos y los bereberes se reunían y comerciaban. En el siglo IX, los comerciantes árabes describían a Ghana como "la tierra del oro". El oro provenía de Asante y Senegal, hacia el sur y el occidente, respectivamente, y las rutas comerciales llevaban hacia el norte y hacia el oriente, a Marruecos, Libia, y Aksum; y continuaban hacia Europa y Asia.

Ghana llegó a su máximo esplendor en el siglo X, y controlaba tanto el comercio de oro como el de sal. Otros productos que pasaban a través de Ghana incluían telas de lana y objetos de lujo provenientes de Europa, así como artículos de cuero y esclavos, provenientes del sur.

En el año 990, Ghana se apoderó del vecino reino bereber de Awdaghost (Ghana medía 800 Km a lo ancho). Sin embargo, en el año 1076 cayó ante la secta puritana musulmán bereber de los almorávides. Los almorávides gobernaron Marruecos y España, pero perdieron dichas naciones en el año 1147 y el poder retornó a Ghana hasta que, en el año 1240, el país se volvió parte de la nación africana de Malí.

OTROS DATOS:

Prester John fue el legendario rey de quien se dijo que gobernaba sobre un imperio cristiano en el corazón de África.



Ghana se enriqueció gracias al oro, lo cual la convirtió en la primera nación africana. Su capital, Koumbi Saleh, era muy cosmopolita. El oro era transportado hacia el norte, a Marruecos, Túnez, el Nilo y Arabia.



Los mercaderes bereberes y árabes transportaban artículos por cuentos de kilómetros a través del desierto del Sahara en caravanas de camellos. Sin estos mercaderes, Ghana y sus sucesores, Malí y Songay, no se hubieran convertido en adineradas naciones.


Artículos relacionados

Ghana 700 - 1240
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.