Japón 300 a.C. - 794 d.C.


Japón es una de las naciones más antiguas del mundo. Ya había gente viviendo allí alrededor del año 30000 a.C. El Japón clásico se formó aproximadamente en el año 300 a.C.

En tiempos antiguos, Japón estaba ocupado por el pueblo ainu. Los ainus eran únicos, y no se relacionaban con alguna otra tribu. Los japoneses actuales emigraron a las islas en tiempos prehistóricos, desde Corea y Manchuria, en el continente. Forzaron a los ainus a irse a la isla más al norte: Hokkaido.

Los Yayoi
Alrededor del año 300 a.C., los yayoi comenzaban a levantarse y llegarían a ser la tribu predominante en Japón. Introdujeron el bronce y el hierro, asó como el arroz y la cebada, desde Corea y China. Le dieron forma a la cultura japonesa y a la religión shinto (conocida como sintoismo), en la cual se veneraban a los espíritus naturales (Kani) y los acentros de la tribu.

La tradición dice que Jimmu, el legendario primer emperador (tenno), nieto de Amreratsu, diosa del sol, apareció en el año 660 a.C. Sin embargo, de haber existido, tuvo que haber sido algunos cientos de años después.

Los Yamato
Alrededor del año 167 d.C., una anciana sacerdotisa llamada Himiko, de la tribu Yamato, se convirtió en gobernante. Ella utilizó su influencia religiosa para unificar cerca de 30 tribus japonesas. Himiko envió embajadores a la China y por eso, desde esa época, la cultura china y después el budismo, influenciaron a los japoneses.

Los Yamato incrementaron su poder durante el siglo III d.C. Los emperadores japoneses de hoy son descendientes de Yamato, quien se proclamó descendiente directa de la diosa del sol. Durante este período, hasta el año 646, gran parte de Japón estaba unificada como un solo estado, que incluía el sur de Corea.

Con el establecimiento del budismo durante el siglo VI, los sintoístas fueron amenazados. Alrededor del año 600, el príncipe Shotoku reformó el estado de Yamato y lo centralizó, al estilo de los chinos, lo cual redujo el poder de los jefes de las tribus.

Se construyeron templos y ciudades, y hubo un gran desarrollo cultural. El siglo VIII representó la edad dorada de Japón. La rivalidad entre el sintoísmo y el budismo también fue resuelta uniendo las religiones en una cultura religiosa japonesa común.

El período Nara
Alrededor del año 710 se estableció una capital permanente en Nara. Con el tiempo, el emperador se convirtió en una figura ceremonial, que servía como representante de los dioses. El gobierno era controlado por los oficiales y los monjes y se presentaban luchas políticas importantes.

En el año 794, el emperador se trasladó a Heian (Kyoto), donde empezó una nueva fase de la historia japonesa. Japón había pasado de sólo ser una tierra tribal hasta llegar a convertirse en un poderoso estado. Son embargo, es muy poco lo que se ha registrado acerca de la vida de la gente del común, dado que los registros sólo eran guardados si se referían a las cortes imperiales y a los templos.

La religión Shinto (Sintoísmo)
El sintoísmo es la antigua religión de la naturaleza del Japón. Su mitología fue escrita en el siglo VIII, en Kojiki y Nihongi. Los seguidores del sintoísmo creían en el poder natural de las energías y los espíritus, o Kami. Los sacerdotes sintoistas buscaban complacer a los espíritus, atrayendo su apoyo y protección.

En esta religión se cree que toda la vida nació de un huevo cósmico, que a su vez se formó durante el gran caos. El huevo se separó y se convirtió en los dioses (Kamis), y el matrimonio entre dos Kamis dio origen a la Tierra, con Japón como su hogar especial. La reina del sol también nació de este matrimonio y se creía que el emperador descendía de ella.

Shinto tuvo muchas influencias del budismo y amas religiones coexistieron a través de la historia japonesa, aunque hubo períodos de rivalidad.

Esta es la reconstrucción de un santuario sintoísta en Izumo. Los sacerdotes sintoistas hacían ceremonias de renovación y purificación en este lugar en determinados momentos del año, para suplicar a los Kami que les procurasen buenas cosechas y para dar a la gente buena salud y fertilidad.



Los sacerdotes sintoístas eran originalmente chamanes tribales. En épocas posteriores, sus tradiciones, vestimentas y templos se volvieron más formales, en respuesta al desafío que les presentó el budismo.



Esta es la entrada principal del templo sintoísta, Kasuga, en Heian. Las rejas no sólo cumplían un propósito principal de acceso, sino que también marcaban las líneas de energía a lo largo de las cuales los espíritus viajaban para alcanzar el templo, que estaba cuidadosamente ubicado en un sitio especial.



En la religión sintoísta, las figuras de barro eran utilizadas como tótems para atraer la buena firtuna a distintos lugares o para las almas de los muertos en el más allá.



OTROS DATOS:

Los aino, o ezo, no se parecían a los japoneses de la actualidad. Su complexión era más clara y tenían más cabello, como estos dos ancianos de la tribu. Los ainu no tenían lenguaje escrito y, dado que eran menospreciados por los japoneses, existen muy pocos registros de su historia.



Japón está compuesta por cuatro islas principales y la más grande, Honshu, siempre ha sido la dominante. En épocas antiguas, los pueblos indígenas ainu fueron forzados a migrar a la isla Hokkaido, la que queda más al norte.



Pintura sobe un pergamino que data del siglo IV y que muestra a la cortesana YAmaato siendo vestida por su sirviente. Las cajas contenían cosméticos.



FECHAS CLAVE:

300 a.C. Inicio de la cultura yayoi.

239 d.C. La reina Himiko monta una embajada en China.

300 Período yamato: agricultura, ciudades, metalistería.

366 Los japoneses invaden el sur de Corea (hasta el año 562).

552 El budismo se introduce completamente.

593-622 El príncipe Shotoku crea un estado centralizado, al estilo del de los chinos.

646 Finaliza el período yamato.

710 Nara se convierte en la capital permanente (período Nara).

794 El emperador Kammu traslada su corte a Heian (Kyoto).

Artículos relacionados

Japón 300 a.C. - 794 d.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.