La dinastía Abasida 750 -1258


Durante los 500 años de gobierno de la dinastía abasida se unificó el imperio islámico, su cultura floreció y Bagdad se convirtió en una de las ciudades más grandes del mundo.

En el años 750 había desacuerdos entre los árabes y desavenencias entre los pueblos invadidos. Los omeyas fueron expulsados por la familia Abasida, quienes llegaron a gobernar el mundo islámico durante 500 años. Los abasidas eran descendientes del tío de Mahoma, al-Abbas.

Bajo el liderazgo de al-Mansur, su primer califa, se trasladaron a la capital en la nueva ciudad de Bagdad en el año 762, y adoptaron muchas de las tradiciones persas y griegas. Su gobernante más famoso se llamó Harun-al-Rashid (786-809), el quinto califa.

Desde el año 791 hasta el 806 luchó una larga guerra contra el Imperio Bizantino, que finalmente fue ganada. Parte el imperio buscaba la independencia, pero Harun-al-Rashid logró suprimir tales intentos.

A pesar de dichas guerras, se dedicó a promover el aprendizaje y las artes, juntando las influencias persas, griegas, árabes e indias. Bagdad se convirtió en el centro del mundo de la astronomía, la matemática, la geografía, la medicina, las leyes y la filosofía.

La corte de Bagdad fue el escenario de "Las Mil y Una Noches", un libro que todavía hoy se disfruta.

Bajo el mandato de otros califas, varias provincias se independizaron, aunque continuaban siguiendo el Islam, sus leyes y su cultura. Con el tiempo, los califas abasidas perdieron poder y se convirtieron en figuras espirituales.

El imperio musulmán se separé en emiratos, cuyas fortunas se elevaron y decayeron en épocas diferentes. Sin embargo, el mundo musulmán actuaba como una civilización con muchos centros distintos.

OTROS DATOS:

Cuando Harun-al-Rashid se convirtió en califa, en el año 786, finalizó una década de incertidumbre y rivalidad dentro del imperio islámico.



Las personas venían a la corte abasida en Bagdad desde todos los rincones del imperio, incluso de regiones tan lejanas como el centro de Asia y España.



Esta baldosa, ricamente decorada y fabricada en Persia en el siglo XII, es un ejemplo del arte islámico durante el período abasida, que era rico y muy sofisticado.



Esta vasija persa decorada fue fabricada durante la dinastía abasida. Muestra cómo los artistas musulmanes creaban nuevos estilos con intrincados diseños.



Las historias de Las Mil y Una Noches venían de diferentes países, incluyendo India, Siria y Egipto. Las historias muestran a Alí Babá, Simbad el Marino y Aladino.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

La dinastía Abasida 750 -1258
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más