Los Celtas 500 a.C. - 43 d.C.


Los celtas eran grupos de tribus libres que habitaban el sur de Alemania desde más o menos el año 1500 a.C. Por la época de los romanos, los celtas dominaban gran parte de Europa.

Cerca del año 500 a.C., los celtas eran la potencia dominante de Europa. Se habían expandido desde el corazón del territorio, de lo que hoy se conoce como el sur de Alemania. No eran una nación, sino que más parecían una confederación de tribus individuales con una cultura compartida. Más tarde, su influencia se expandió de España a Gran Bretaña, Alemania y el norte de Italia, y a sitios tan remotos como el centro de Anatolia (hoy, Turquía).

La vida celta
Los celtas eran tribus de agricultores que se reunían alrededor de las fortalezas de sus jefes, también conocidas como "oppidae". Tales fortalezas a menudo eran fuertes sobre la cima de una colina, y algunos de ellos se convirtieron más tarde en aldeas o ciudades.

La mayoría de celtas eran granjeros y pequeños agricultores que vivían en una gran variedad de tribus. Algunas veces, estas tribus se dividían y una parte se marchaba a otro lugar, así que ciertas tribus pudieron haberse expandido por diferentes áreas.

Los celtas estaban unidos por los druidas, que eran sacerdotes, legisladores, trovadores y sabios. también tenían talentosos artistas, músicos y trabajadores del metal. Su joyería, cerámica, armas y garrafas para bebidas a menudo se decoraban con intrincados diseños y formas geométricas.

Los celtas tenían relaciones comerciales con Roma, Grecia y otros países, pero no fueron influenciados por dichas civilizaciones.

Poder y ley
Cada celta era un hombre libre, con derechos individuales. La justicia druida era bien conocida y los lazos de lealtad con cada una de las tribus eran muy fuertes. Los jefes eran elegidos por los miembros de la tribu, mientras que los altos reyes eran elegidos por los jefes. unos y otros podían ser depuestos, si no realizaban un buen trabajo.

Los guerreros celtas
Conocidos como fieros guerreros (las mujeres también luchaban), los celtas utilizaron el hierro para construir sus armas y herramientas. En el año 390 a.C. squearon Roma y en 280 a.C. invadieron Grecia y Anatolia, en búsqueda de botines. Algunas veces se peleaban entre sí.

Los romanos supieron explotar tal situación cuando conquistaron Galia (Francia) y Gran Bretaña. El líder celta Británico, Caradoc (Caractacus), fue traicionado por otros celtas. Desunidos, los guerreros británicos perdieron su independencia en los años 43 y 80 d.C. Los celtas aceptaron el gobierno romano y más adelante lucharon con los romanos contra los bárbaros germánicos.

Los celtas también fueron los primeros cristianos europeos. Después de la caída de Roma, las costumbres celtas en Europa sobrevivieron solamente en Irlanda, Cornwall, Britania y partes de Gales y Escocia.

Boudicca era la reina de los iceni, al oriente de Inglaterra. Ella lideró una rebelión contra los romanos invasores en Bretaña en el año 60 d.C., en el cual 70000 romanos fueron asesinados. No obstante, finalmente la rebelión no prosperó y Boudicca se suicidó.



OTROS DATOS:

Un jefe celta y los miembros de su tribu festejan en un recinto de madera mientras escuchan las canciones poéticas de un trovador. Las leyes, la historia, los cuentos, las noticias y las enseñanzas religiosas eran comunicadas por un trovador druida.



Esta cabeza de toro apareció en un gigantesco caldero ceremonial encontrado en Gundestrup, Dinamarca. Las figuras animales como esta y los diseños geométricos eran una característica muy popular de las piezas de la elegante metalistería celta.



Este escudo celta en bronce fue hecho alrededor del año 100 d.C. Exhibía piedras preciosas y por ello se cree que tenía un uso ceremonial, más que de batalla.



Vertcingetórix fue un jefe galo que organizó una exitosa rebelión contra la invasión de Julio César a Galia, en el año 52 a.C., pero que más adelante fue forzado a rendirse.



Las chozas celtas eran hechas de madera y paja, con paredes de cáñamo y barro (algunas veces piedra). El humo salía a través del techo de paja y sin embargo la lluvia no podía entrar. El espacio para dormir era al pie de las paredes, mientras que la cocina y el lavado de utensilios se llevaban a cabo en la parte central de la choza.



El dios-ciervo celta Cernunnos, o Hurn, fue grabado con martillo y cincel en el costado de este gran caldero de bronce, hace alrededor de 1900 años.


Artículos relacionados

Los Celtas 500 a.C. - 43 d.C.
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.