Irlanda en la Edad Media 700 - 1350


Este período de la historia irlandesa mostró un creciente y permanente dominio de los extranjeros, después de las invasiones de los primeros vikingos y luego de los ingleses.

Irlanda estaba poblada básicamente por celtas y galos que vivían en cerca de 150 tribus o tuath. Constantemente se enfrentaban en luchas y guerras, y esto se convirtió en un escollo para la prosperidad de Irlanda.

Más adelante, en el año 432, llegó un hombre que cambió el curso de la historia irlandesa: San Patricio. Él viajó por toda Irlanda convirtiendo a los jefes irlandeses al cristianismo y pregonando la paz. En el año 600, Irlanda se había convertido en el principal centro europeo del cristianismo, y los monjes irlandeses evangelizaban toda Europa.

En el año 795, los vikingos invadieron esta isla y durante los próximos cuarenta años saquearon y destruyeron monasterios. En el año 840 empezaron a establecerse, fundando ciudades tales como Dublín, Waterford, Cork y Limerick. Des estas ciudades comerciaban y se mezclaban con los irlandeses, adpotando muchas de sus costumbres.

El resto de Irlanda continuó siendo tradicionalmente irlandesa. Por esa época, los cinco reinos principales eran Ulster, Leinster, Munster, Connaught y Meath. En el año 976, Brian Boru, rey de Munster, decidió invadir a sus vecinos. En el año 1011, dominó Irlanda, pero a su muerte otros reyes locales lucharon por obtener su posesión.

El último rey fuerte fue Turlogh O´Connor de Connaught. Después de su muerte, en 1156, dos de los reyes se convirtieron en rivales. Uno de ellos, Dermot MacMurrough de Leinster, pidió ayuda a los normandos de Inglaterra.

La llegada de los ingleses


EL conde de Pembroke, o Strongbow, apoyó a Dermot MacMurrough por haberse casado con su hija y por haber heredado Leinster. En 1170, Strongbow y otros normando noble invadieron y se quedaron con tierras irlandesas para sí. Esto alarmó al rey de Inglaterra, Enrique II, que se proclamó a sí mismo rey de Irlanda. Muchos irlandeses temiendo el caos, lo apoyaron y los nobles normandos fueron doblegados.

Tal como sucedió con los vikingos antes que ellos, muchos normandos pronto adoptaron las costumbres de los irlandeses. No obstante, en el año 1366, Leonel, hijo de Eduardo III, que gobernó Irlanda, ordenó a las familias irlandesas-normandas que dejaran de hablar en lengua gaélica y que se abstuvieran de casarse con mujeres irlandesas. Esta exigencia no fue aceptada y los irlandeses-normandos consideraron a los ingleses como extranjeros entrometidos.

A finales del siglo XV, el gobierno inglés existía únicamente en el área de Dublín, conocida como "los ingleses pálidos".

OTROS DATOS:

Art MacMurrough Kavanagh, rey de Leinster, cabalga para lograr la paz con el conde de Gloucester durante las invasiones normandas.



En la época medieval había cinco reinos en Irlanda. Todo lo que quedó del gobierno directo de los normandos era una pequeña área alrededor de Dublín llamada The Pale (Los Pálidos).



Strongbow, o Ricardo de Clare, conde de Pembroke, invadió Irlanda en el año 1170, proveniente de Pembroje, una región de Gales dominada por normandos. En el año 1171, se convirtió en el rey de Leinster.



Durante las fracasadas campañas inglesas en Irlanda, entre los años 1367 y 1400, las embarcaciones debían llevar provisiones a través del mar irlandés para las tropas inglesas.



Sobre la roca de Cashel, en el condado de Tipperary, están las ruinas de la catedral de San Patricio. Fue entregada a la iglesia en 1101; la Cruz (al fondo, a la izquierda) es donde tradicionalmente se coronaba a los Reyes de Munster.


Artículos relacionados

Irlanda en la Edad Media 700 - 1350
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.