El Imperio Mongol en la Edad Media 1206 - 1405


Los mongoles crearon el imperio más grande en toda la historia. Su presencia se sintió con fuerza en China, Rusia y el Islam, aunque su supremacía no duró mucho.

En el año 1180, un niño de 13 años fue nombrado líder de una tribu después de que se padre fuera envenenado. El niño se llamaba Temujin y su tribu, los mongoles Yakka, era la típca tribu guerrera y nómada de Mongolia. Dos tercios de la tribu pronto desertaron, pero Temujin no tardó en reunirlos e ir a conquistar a las demás tribus mongolas.

En 1206, durante una reunión con los khan (jefes), Temujin fue nombrado el "Emperador de todos los hombres". Él prometió que las futuras generaciones de mongoles llevarían vidas de lujo.

Genghis Khan inició una carrera de conquistas mediante el entrenamiento de un ejército inmisericorde, veloz y muy disciplinado. Sus hordas aterraban a sus oponentes y asesinaban a aquellos que no se rindieran o que no se unieran a su bando.

Durante una serie de campañas sobresalientes, Genghis Khan conquistó Turkestán, el norte de China y Corea, y después arrasó el occidente y conquistó Afganistán, Persia y regiones de Rusia. Parte de su éxito provino del hecho de que sus oponentes no estuvieran unidos.

Expansión mongola
Tras la muerte de Genghis Khan, Ogodai y Monke conquistaron Armenia, el Tíbet y más zonas de China, y luego se aventuraron a conquistar el oriente de Europa. Su nieto, Kublai Khan, completó la conquista de China. Se autonombró primer emperador de la dinastía Yuan (1271-1368).

Algunos aspectos del liderazgo mongol eran buenos; por ejemplo, les daban estatus a las mujeres, impulsaban a los académicos, respetaban la variedad de culto y ayudaban el comercio. Abrieron las rutas de la seda para los viajeros de oriente a occidente.

En contraste, otros aspectos no eran tan buenos: sus salvajes ejércitos destruían ciudades y masacraban pueblos enteros. No obstante, los Song, al sur de China, resistieron a los mongoles durante 20 años, antes de su caída, y el sultanato de Delhi evitó que invadieran India. En 1260, la expansión mongola cesó.

Los Bárbaros de Tamerlán
A partir de 1275, un mercader veneciano llamado Marco Polo duró 17 años en la corte de Kublai Khan. sus historias dieron a los europeos las primeras imágenes reales de China y su riqueza. Tras la muerte de Kublai Khan, en 1294, el todopoderoso Imperio Mongol comenzó a desintegrarse.

Algunos Khan, como los Chatagi, en Turkestán, los Ikhans, en Persia y la Horda de Oro, en el sur de Rusia, mantuvieron imperios más pequeños para sí. Aunque los mongoles fueron crueles, ninguno fue más bárbaro que el gran líder mongol-turco de Smarcanda, Tamerlán o Timur (1336-1405). Él y su ejército hicieron estragos entre 1361 y 1405, y conquistaron de forma brutal Persia, Armenia, Georgia, Mesopotamia, Azerbaiyán y la Horda de Oro.

A pesar de su reputación de hombre cruel, Tamerlán era un gran defensor de las artes, la astronomía y la arquitectura en Samarcanda. Sin embargo, con frecuencia los mongoles no dejaron una marca duradera en el mundo, excepto por la destrucción que traían consigo.

China y Rusia se empobrecieron, el mundo musulmán entró en caos e incluso países europeos como Polonia y Serbia sufrieron en gran medida. Después de la muerte de Tamerlán, en 1405, la gran y sangrienta aventura mongol llegó a su fin, excepto en Rusia y Turkestán.

Los deportes mongoles


Los mongoles eran aficionados a cabalgar, a la lucha libre y a la arquería. Los grandes Khan fomentaban el deporte como una forma de desarrollar habilidades de batalla y de descubrir a los guerreros talentosos. Había muchos concursos de competencia y se podía obtener la promoción militar si se era exitoso en ellos. El deporte también permitía entrenarse en trabajo en equipo, lo cual era una de las grandes fortalezas de los mongoles. Los mongoles adoptaron de los persas el antiguo juego de polo.

Desde edad temprana, los niños mongoles practicaban arquería y lucha libre.



OTROS DATOS:

Genghis Khan (1162-1227) era un gran líder, general y administrador. Durante una de sus campañas, su ejército viajó a una espeluznante velocidad: 440 kilómetros en tres días. Murió tras caerse de una caballo.



Cuando más se expandieron, en el siglo XIII, durante el reino de Kublai Khan, el Impero mongol se extendió desde el Océano Pacífico hasta el Mar Negro.



Los mongoles eran pueblos nómadas, provenientes de las desoladas praderas de Mongolia, que vivían en tiendas portátiles o yurts, hechas de pieles o tela. Criaban ganado, ovejas, cabras y caballos. Aun cuando invadían ciudades, el ejército se alojaba a las afueras en sus propias tiendas.



En batalla, los mongoles usaban armaduras livianas fabricadas en cuero y hierro. Eran tan veloces y crueles que la mayoría de sus oponentes se rendía por puro temor. Hacían ondear grandes banderas de seda. Cualquiera que se le opusiera estaba condenado a morir.



En batalla, los mongoles eran imparables. Sus arcos disparaban más lejos que cualquiera, sus caballos eran veloces y sus tácticas engañaban a muchos de sus oponentes.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

El Imperio Mongol en la Edad Media 1206 - 1405
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más