Italia en el Renacimiento 1460 - 1530


Durante este período, Italia estaba dividida en pequeños estados. Estos permitió mayor variedad dado que algunos estados eran progresistas, mientras que otros eran más conservadores.

Muchos estados italianos, tales como Florencia, Venecia y Roma, eran en verdad grandes ciudades. Otros estaban gobernados por duques, como Mantua, Milán, Urbino y Ferrara. Casi todos estos estados estaban gobernados por familias que se habían enriquecido con el comercio durante la Edad Media.

La familia más poderosa de la época era la Médicis, de Florencia. Ellos habían amasado una gran fortuna durante el siglo XIV gracias a la banca y el préstamo de dinero. El más reconocido de la familia Médicis era Lorenzo, que se convirtió en gobernante conjunto de Florencia, al lado de su hermano Giuliano, en 1469.

Lorenzo era un perspicaz estadista y banquero, asó como tutor de los escritores, artistas, filósofos y científicos. Quiso promover a su familia y convertir a su segundo hijo en Papa. Bajo la influencia de Lorenzo, Florencia se convirtió en una de las ciudades más bellas y prósperas de Italia, y un centro del Renacimiento. Lorenzo ayudó a que el italiano que se hablaba en Florencia fuera el idioma nacional.

En 1469, a la edad de 20 años, Lorenzo se convirtió en el cogobernante de Florencia junto a su hermano. Era el neto de Cosimo de Médicis, quein había sido el segundo Médicis en asumir el poder en Florencia. El hermano de Lorenzo fue asesinado en un complot por parte de una famila rival, en 1478.



Lorenzo hizo todo lo que pudo para promover a su familia. Se segundo hijo, Giovanni, se convirtió en el Papa León I. Convocó una gran reunión de eruditos y gente creativa. Fue el primer benefactor del artista Miguel Ángel. Mantuvo y expandió las tradiciones familiares en la banca, el amparo y el gobierno.



La Villa de los Médicis en Florencia fue construida por Giuliano de Sangallo, un moderno arquitecto renacentista, para Lorenzo, también conocido como el Señor Magnífico, en 1480.

Otra familia famosa era la de los Borgia. Los Borgia se convirtieron en Papas. Uno de ellos, Rodrigo, tenía muchos hijos legítimos y quería que todos fueran poderosos. Sin embargo, tras su muerte, el poder de la familia se vino abajo.

Los Sforza fueron una gran familia de Milán. Ludovico Sforza era un hombre de gran gusto, pero también de ambiciones crueles. Gobernó como representante de su sobrino, el duque de Milán, pero se conviritó en el centro del poder. Realizó alianzas con Rodrigo de Borgia y se casó con la hija de la poderosa familia d´Este, de Ferrara.

La corte de Ludovico atrajo a muchos artistas de todo tipo, entre ellos a Leonardo da Vinci. Familias como los Médicis representaban el nuevo dinero, con nuevos valores e ideas. Ellos patrocinaban la exploración, los centros de aprendizaje, las obras públicas y los nuevos productos importados.

La gente viajaba a Italia para aprender nuevas ideas, que eran llevadas a otras partes de Europa; además, los europeos migraban a Florencia, Venecia y Milán para obtener apoyo para sus ideas. Aunque los futuros centros de la modernidad habrían de estar ubicados en el noroccidente de Europa, gran parte de la energía de inicios del Renacimiento provino de las ciudades-estado de Italia.

OTROS DATOS:

Para llevar más lejos las ambiciones de su padre, que era un Papa Borgia, Lucrecia Borgia (1480-1519) se casó tres veces. Con su tercer esposo, el duque de Ferrara, se dedicó al auspicio del arte y la literatura, a los trabajos de caridad y al cuidado de los niños.



Durante la Edad Media, gran parte de Italia estaba controlada por el Santo imperio Romano. Tras una lucha por el poder entre emperadores, muchas ciudades conformaron sus propios estados independientes.



Rafael era un pintor y arquitecto que creó un estilo realista en el arte. Este es "El entierro de Cristo", que fue pintado por él en 1507, a la edad de 24 años. El año siguiente, el Papa Julio I le pidió realizar una gran obra en el Vaticano.



La magnífica ciudad de Florencia estaba en la cima de su poder a finales del siglo XV. Gobernada por los Médicis, era el hogar de muchos importantes artistas, arquitectos, escritores y científicos del Renacimiento. Florencia también se convirtió en uno de los principales centros para los negocios y la banca de Europa.



La gente adinerada del Renacimiento disfrutaba de una vida muy cómoda. Adicional a los palacios o las grandes casa de ciudad, muchos tenían villas en el campo para atender a sus visitantes. Pasaban el tiempo cazando, organizando fiestas, discutiendo litaratura y escribiendo poesía.


Artículos relacionados

Italia en el Renacimiento 1460 - 1530
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.