La Persia Safávida en el Renacimiento 1500 - 1722


A comienzos del siglo XVI, Persia recuperó su independencia con la dinastía Safávida. Pronto, Persia se convirtió en una de las culturas líderes del mundo.

Los persas fueron prominentes durante el imperio abasida a partir del año 642, y luego nuevamente, durante los gobiernos de Los Seljuk y los Ilkhans mongoles. Tras un período de desorden, la dinastía Safávida llegó al poder después de capturar la ciudad de Tabriz, en 1501, lo cual otorgó la independencia a Persia. Su líder era Ismael I, quien se hizo coronar shah, o gobernante.

El nombre de Safávida provino de un ancestro de Ismael llamado Safi od-Din, un hombre santo sufi que vivió alrededor del año 1300. Por el año 1508, Ismael controlaba toda Persia y loa mayor parte de Mesopotamia; él estableció el Islam chiíta como religión de estado.

Las diferencias doctrinales, junto con las disputas sobre la tierra, llevaron a una larga serie de guerras religiosas entre los chiítas safávidas y los otomanos sunni. Dichas guerras comenzaron en 1514, cuando el sultán otomano, Selim I, invadió el occidente de Persia.

Durante el gobierno de los Safávidas, Persia desarrolló su propia identidad después de siglos de dominación extranjera y la poderosa dinastía se mantuvo por 200 años. La Persia Safávida a menudo se veía bajo presión por parte de los otomanos en occidente y los turcos en oriente, hasta que el reino de Abbas I hizo la paz y creó un renacimiento cultural en Persia. Después de su muerte, en 1628, le siguieron una serie de gobernantes débiles y los Safávidas fueron derrotados por los afganos en 1722.

El Shah Abbas I


La dinastía Safávida alcanzó su punto máximo durante el gobierno del shah Abbas el Grande (1571-1629), quien gobernó a partir de 1588. Era un buen líder militar e hizo las paces con los romanos y expulsó a los turcos usbekistanos hacia el oriente de Irán. Trasladó su capital a Isfahan y la convirtió en una de las ciudades más hermosas del mundo, con un magnífico palacio y una mezquita.

Los bazares cubiertos (mercados), rodeados por una plaza principal; árboles y flujos de agua flanqueaban la plazoleta, y una avenida central exhibía jardines a ambos lados. Abbas puso en marcha un revivir de la cultura persa y creó relaciones amistosas con Europa y con visitantes extranjeros que venían a brindarle entretenimiento.

OTROS DATOS:

Abbas construyó la mezquita en Isfahan y la decoró con complejos patrones geométricos.



Durante el gobierno de los safávidas, Persia se independizó nuevamente y se convirtió en una gran potencia en la región. Tuvieron relaciones amistosas y comerciales con los portugueses, aunque debieron resistir los embates de los otomanos en el occidente y de los turcos en el oriente.



Este estandarte militar de la Persia Safávida se utilizaba en ceremonias para honrar a aquellos que habían sido muertos en batalla. Estaba hecha de metales preciosos y ricamente incrustada con piedras preciosas.



Esta pintura muestra a Abbas I derrotando a los usbekistanos en Khorasan.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

La Persia Safávida en el Renacimiento 1500 - 1722
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más