Ciencia y Tecnología en el Renacimiento 1461 - 1600


En contraste con el resto del mundo, el nuevo espíritu de la indagación se estaba despertando en Europa. Esto dio inicio a una gran revolución en la ciencia y la tecnología.

En gran parte del mundo, la investigación y el desarrollo de nuevas ideas y tecnologías estaba decreciendo. La China Ming se había enclaustrado y estaba en declive, e India, Persia y el Imperio Otomano no eran tan innovadores como lo habían sido en épocas pasadas. No obstante, cuando los viajeros europeos llegaron a sus costas, los asiáticos se interesaron en las nuevas ideas e inventos, tales como las armas, el conocimiento de la astronomía, los relojes, las nuevas herramientas y los métodos para construir barcos que habían traído consigo.

Los coreanos inventaron los barcos de hierro, basados en ideas traídas por un visitante holandés. Entretanto, las culturas de los nativos americanos, antes de que los colonos europeos llegaran y los destruyeran, tendían a adaptar y mejorar las tecnologías de sus ancentros. Tanto los aztecas como los incas explotaron completamente estas mejoras cuando construyeron sus grandes ciudades.

Revolución en Europa


El revivir del aprendizaje en Europa durante los siglos XV y XVI llevó a la gente a observar el mundo a su alrededor. Exploraron y experimentaron para descubrir cómo funcionaban las cosas en realidad, en lugar de aceptar lo que la iglesia decía. Algunas veces, esto produjo disputas con la iglesia, como el caso de Galileo en 1615, tras inventar el termómetro y el telescopio, y desarrollar ideas sobre la gravedad, la matemática y la astronomía.

Durante esta época, se produjeron sobresalientes ideas e inventos. El primer reloj que funcionó fue inventado en 1504 y el microscopio fue inventado en 1590. La gente estudiaba la estructura del cuerpo humano y, en 1543, Andreas Vesalius publicó algunas de las primeras descripciones precisas de la anatomía.

Las ideas tradicionales de la Edad Media sobre la alquimia, astrología, geometría y medicina herbal también se desarrollaron, lideradas por pensadores tales como Paracelso, Kepler y Nostradamus. Se fundaron sociedades científicas y de exploración. Algunos inventores, tales como Leonardo da Vinci, incluso llegaron a idear aeroplanos, helicópteros y submarinos.

Este florecimiento de genios en Europa marcó el inicio de una revolución científica y tecnológica, que habría de continuar en el futuro. Dispuso las bases del mundo moderno de hoy.

Ejemplos de ciencia y tecnología en el Renacimiento


En el siglo XVI, los molinos de viento se habían vuelto más avanzados y eran utilizados para moler el maíz y bombear agua. Los holandeses los utilizaban para drenar y ganarse parte de las tierras húmedas de los Países Bajos.



Los extensos viajes por mar requerían de ayudas de navegación mejoradas para calcular la posición y la dirección. El astrolabio era árabe y, junto con la traversa, eran utilizados para hallar la latitud en la cual se encontraba un barco. La brújula magnética fue utilizada por primera vez por los chinos en el siglo XII, con el fin de mantener el barco en su curso correcto.







EL italiano Leonardo da Vinci era artista y un genio de la inventiva. Entre sus muchos diseños se encuentran estos bosquejos para fabricar máquinas voladoras. Aunque no funcionaban en la práctica, y no fue sino hasta el año 1902 que el ser humano pudo volar, su trabajo marcó el camino hacia el futuro.



Aunque el ritmo del desarrollo había decrecido considerablemente, los chinos aún producían bella porcelana. Esta vasija en porcelana ming, que representa a unos niños jugando, fue fabricada a finales del siglo XV.



Durante el Renacimiento, los eruditos estudiaban teoría matemática de forma seria. Esto era esencial para su experimentos científicos.



Tycho Brahe (1546-1601) cuidadosamente acotó y estudió los cuerpos celestes. El rey de Dinamarca hizo que le construyeran un observatorio en la isla de Hveen, lleno de instrumentos, una biblioteca, un laboratorio y aposentos para vivir. Aún no se había inventado el telescopio, pero Brahe estableció las posiciones de 777 estrellas mediante sus observaciones a simple vista.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Ciencia y Tecnología en el Renacimiento 1461 - 1600
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más