El Imperio Español en el Renacimiento 1535 - 1600


La ocupación española de extensas áreas en América trajo consigo condiciones muy duras y enfermedades a los nativos americanos. en el año 1600, España era el imperio más grande.

Tras la caída de los incas, el rey de España agregó sus territorios a su imperio. El imperio azteca se convirtió en un virreinato de la nueva España en 1535. Más adelante, en el siglo XVI, incluía regiones de California, Arizona y Nuevo México. La tierra de los incas quedó convertida en el virreinato de Perú.

Muchas personas de España emigraron para vivir en el nuevo Imperio Español. Las colonas eran gobernadas por un concejal de las Indias, con cede en España. Muchas de las leyes creadas para las colonias muestran que el gobierno español trató de asegurarse de que los nativos americanos no fueran maltratados. Sin embargo, no fue posible evitar que los españoles coloniales los trataran de forma cruel.

Los nativos americanos fueron forzados a servir en las minas de plata y a trabajar como esclavos. Millones murieron, dado que no tenían resistencia contra las enfermedades europeas, tales como el sarampión y la viruela. Los colonizadores fueron seguidos por misioneros españoles, que destruyeron templos de ídolos y construyeron iglesias en su lugar, tratando de convertir a los nativos americanos.

El Imperio Español continuó su expansión durante el mandato de Felipe II (1556-1598). La mayor parte de las islas Filipinas fue conquistada en 1571. Más tarde, en 1578, el rey Sebastían de Portugal fue asesinado en Marruecos. Felipe era el familiar más cercano de Sebastián, así que heredó el imperio Portugués. En 1600, los españoles tenían el imperio más grande del mundo, aunque estaban perdiendo poder. La oposición de Felipe a los protestantes en Europa lo condujo a costosas guerras que exprimieron el oro y la plata provenientes de América.

OTROS DATOS:

Los españoles forzaron a los nativos americanos a sacar oro y plata de las minas, los cuales luego se enviaban a España. Las duras condiciones y las enfermedades traídas por los españoles significaron que la población de México decreció de manera desastrosa, de 25 millones en el año 1500, a sólo un millón en 1600.



Los conquistadores fueron seguidos por misioneros, quienes buscaban convertir a los nativos americanos, incluso por la fuerza. Destruyeron templos e hicieron que las personas construyeran iglesias en su lugar.



Los españoles llevaron de vuelta a Europa nuevos alimentos, tales como la piña, el tomate, la papa, la cocoa, el pimentón y los girasoles.



El Imperio Español era extenso y producía una inmensa riqueza, especialmente el oro y la plata que se extraía de las minas de México y Perú.


Artículos relacionados

El Imperio Español en el Renacimiento 1535 - 1600
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.