Las artes en el Renacimiento 1461 - 1600


En Europa, el Renacimiento influenció con fuerza la pintura, la escultura y la arquitectura. El arte también floreció en los imperios otomano, safávida y mogol.

Aunque las artes tenía fuertes raíces en su propia tradición, evolucionaban con grandes dosis de imaginación y vigor. En Europa, especialmente, el período del Renacimiento influenció grandemente todas las artes, la pintura, la escultura, el teatro, la música y la arquitectura, y además prosperaron la educación y la religión. Artistas del estilo de Titian, Holbein, Rafael, Durero, Leonardo da Vinci, Brueghel, Botticelli y Miguel Ángel estaban en furor, quienes crearon nuevas visiones y formas realistas de representarlas.

En Gran Bretaña, surgieron la literatura y el drama, especialmente como resultado de las obras del dramaturgo William Shakespeare. Las artes se habían tornado más públicas y populares, y ya no simplemente eran del dominio del rey y de la iglesia. Las nuevas clases medias, los comerciantes y los profesionales, patrocinaban gran parte de las artes, dado que ser promotor de los artistas estaba de moda.

En las Américas, los aztecas y los Incas crearon nuevos estilos de ornamentos en oto y plata, aunque no sabían cómo fabricar herramientas metálicas. Adicionalmente, desarrollaron nuevas formas de arquitectura para la construcción de sus ciudades.

En Eurasia, los turcos otomanos juntaron los estilos islámicos y europeos, e importaron mentes creativas de España, Italia y Egipto para desarrollar una nueva arquitectura y literatura. Rusia, un país nuevo, combinó los estilos bizantino, europeo y tártaro en sus iglesias y edificaciones.

Las artes también se desarrollaron en la persona safávida y en la India mogol, combinando los estilos persa, musulmán e hindú. Sin embargo, en China y Japón había menos innovación debido al creciente ostracismo que sus líderes querían implantar. En África, las antiguas civilizaciones comenzaban cara a cara con los colonizadores europeos.

Ejemplos de arte en el Renacimiento


La obra del artista italiano Tintoretto, del siglo XVI, demuestra el nuevo estilo realista del renacimiento. No obstante, el tema de la pintura, San Jorge derrotando al dragón, es tradicionalmente religioso.



El teatro global, donde se llevaban a cabo las obras políticas y sociales de Shakespeare, fue construido en Londres en 1599.



Aunque los incas no conocieron la rueda del alfarero, fabricaban una hermosa y detallada cerámica a partir de bobinas de barro a las cuales daban forma y decoraban.



En Persia se desarrollaron nuevos estilos que desplegaban motivos naturales, como en el caso de estas flores sobre una pared de baldosa en la mezquita de Masjid-i Jomeh, en Yazd, Persia.



En Europa, los órganos y los clavicordios eran instrumentos populares. Los órganos de tubos eran interpretadas por una persona, mientras que otra operaba los fuelles que suministraban el aire para que sonara.



Este es un detalle de la entrada a la mezquita lotfollah, en la capital safávida de Isfahan, Persia. Tiene un intricado estilo de arte que también se utilizó en la india mogol.



La cerámica iznik, del imperio Otomano, era fabricada según los estilos persas, pero pronto comenzó a representar temas europeos.



El realismo fue importante para los europeos renacentistas. La estatua de Moisés, creada por Miguel Ángel, fue esculpida alrededor del año 1513 y claramente mostraban los músculos y las venas en brazos y piernas.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Las artes en el Renacimiento 1461 - 1600
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más