Norteamérica en el Renacimiento 1460 - 1600


Norteamérica era la tierra de muchos pueblos distintos, cada uno con sus propias tradiciones, su estilo de vida y cultura. La llegada de los europeos fue desastrosa para ellos.

Cuando los europeos llegaron por primera vez a América, en el siglo XVI, había millones de nativos americanos en cientos de tribus y numerosas naciones. Ellos no se creían propietarios de la tierra, sino que pensaban que ésta era un bien común para la tribu.

Cada tribu tenía sus propias costumbres, idioma y forma de vida, según el lugar que habitaba. Por ejemplo, en las grandes praderas, donde había abundantes bisontes, los cheyennes y los pawnees tenían un estilo de vida nómada, de cacería y de armar trampas. Los cazadores de las grandes praderas a veces se camuflaban con pieles de animales cuando iban en busca de su presa. Los animales que cazaban suministraban carne y pieles para fabricar ropa y vivienda.

Las tribus que vivían en la costa o cerca de los lagos fabricaban canoas de madera y salían de pesca. Otras tribus de los bosques eran granjeros que habitaban aldeas, cultivaban la tierra, criaban animales domésticos, cazaban y pescaban.

En el suroccidente, la gente que vivía en las aldeas, llamadas pueblos, cultivaba maíz, calabaza y fríjol mediante la construcción de represas para irrigar las tierras secas. Tenían caminos, sociedades complejas, así como tradiciones religiosas muy arraigadas, y comerciaban con los aztecas y otros pueblos nativos.

A lo largo del río Mississippi surgió una avanzada civilización, aunque ya estaba en declive a partir del años 1450. Los habitantes del Mississippi suministraban a los pueblos de nativos americanos herramientas, telas, objetos de valor y elementos traídos de tierras lejanas.

Los pueblos en la costa oriental vivían de cultivar maíz, fríjol y tabaco en parcelas alrededor de sus aldeas y comerciaban y hacían trueque localmente. En el nororiente, los campos y las praderas de los nativos americanos evocaban en los colonos europeos recuerdos de su tierra natal. Como resultado, a dicha región se le bautizó Nueva Inglaterra.

Varias tribus eran parte de las confederaciones o naciones y existían entre ellas vínculos de sangre, tradición o acuerdos políticos. Algunas veces, los desacuerdos entre las tribus conducían a amargas guerras.

La llegada de los europeos


Tal como los aztecas y los incas, ninguna de las tribus nativas americanas tenía caballos o transporte con ruedas antes de la llegada de los europeos. Su conocimiento del metal era limitado y la mayoría de sus herramientas estaba construida en madera o piedra. Sus armas eran arcos y flechas, hondas y lanzas..

Al principio, algunas tribus eran amigables con los europeos e incluso les ayudaron a sobrevivir. Sin embargo, las cosas cambiaron de manera desastrosa para las tribus nativas cuando llegaron colonos europeos más agresivos. Aldeas enteras de nativos americanos murieron debido a las enfermedades de los europeos, tales como la viruela y el sarampión. Otros pueblos fueron asesinados en disputas y el resto fue sacado de sus tierras.

OTROS DATOS:

La tribu Miami, de Ohio, fabricaba ropas a partir de pieles. La piel era limpiada, estirada y luego cortada y cosida para hacer prendas y zapatos mocasines. Las mujeres realizaban la mayor parte del trabajo doméstico y de los cultivos, pero así mismo tenían el poder de tomar decisiones dentro de la tribu.



Los pueblos de los bosques del nororiente manufacturaron zapatos mocasines decorados y se utilizaban pipas ceremoniales para celebrar ocasiones especiales.



Algunas naciones nativas americanas construían tótems para los espíritus de la naturaleza, algunas veces con un águila en la punta para representar la vista de largo alcance de los poderes del gran espíritu.



El explorador francés Jacques Cartier (1491-1557) navegó aguas arriba del río San Lorenzo, en lo que hoy se conoce como Canadá, y reclamó dicha región para Francia. Uno de sus hombres dibujó este mapa de la ciudad de Hochelaga, parte de la nación Hurón, que en la actualidad es la ciudad de Montreal.



Las tribus de los iroqués usaban máscaras durante las ceremonias tribales importantes. Las máscaras representaban a los espíritus de criaturas mitológicas.



Las naciones americanas eran muy diversas. El mapa muestra los sitios en los cuales las principales tribus de nativos americanos vivían en 1500, antes de que los europeos llegaran y comenzaran a desplazarlos de sus propias tierras. En esa época, había cerca de 6 millones de nativos norteamericanos. Estos números cayeron drásticamente a medida que los colonos se expandieron hacia el occidente, a través del continente.



Los Chippewa habitaban tiendas hechas de ramas dobladas, cubiertas con una capa exterior en pieles o cortezas de los árboles para mantenerse calientes durante le invierno.



Los indígenas nómadas de las planicies vivían en tipis. En las noches, contaban historias para entretener y transmitir la historia, las costumbres, las leyes y la forma de vida de la tribu. También se llevaban a cabo concejos tribajes para discutir las diferencias y decidir sobre el futuro de la tribu.


Artículos relacionados

Norteamérica en el Renacimiento 1460 - 1600
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.