El declive de España 1598 - 1700


Después de un siglo de grandeza, España atravesó un declive largo y lento que surgió de su negativa de reconocer que los tiempos estaban cambiando, y de su incapacidad de adaptarse.

Cuando Felipe III se convirtió en rey de España, en 1598, su país estaba en bancarrota. El ejército español era anticuado y el gobierno era corrupto e incompetente. España se había beneficiado de grandes riquezas, incluidos el oro y la plata que habían traído de américa; sin embargo, el valor de los metales había bajado porque ahora Europa estaba inundada de oro y plata provenientes de la misma España.

La oportunidad de amasar grandes fortunas de forma fácil había corrompido la sociedad española, y las formas sensatas de hacer fortuna, tales como promover y desarrollar el comercio, la educación y las artes, habían sido ignoradas. No obstante, el imperio español seguía siendo el más grande del mundo y constaba de la mayor parte de Suramérica y Centroamérica, asó como las Filipinas y las colonias en Asia y África.

Felipe no tenía interés en el gobierno y España era administrada por sus ministros. El primero de éstos, el duque de Lerma, utilizó su posición para volverse inmensamente rico. Su más grande error fue expulsar a los moriscos en 1606. Los moriscos eran moros musulmanes que habían habitado España y se habían convertido al cristianismo. Lerma sospechaba que estaban conspirando contra el gobierno. Sin embargo, los moriscos eran extremadamente trabajadores y habilidosos, y España no podía darse el lujo de perderles.

En esa época, la iglesia católica romana era incluso más poderosa que el rey o sus ministros. A través de la inquisición, supervisaba y controlaba todos los aspectos de la vida española. los temas religiosos se consideraban más importantes que los intereses económicos, y de esa forma la nación paulatinamente se volvió más pobre.

El final de los Habsburgo

En 1621, Felipe III fue sucedido por su hijo Felipe IV. Su reinado fue desastroso. El apoyo español a la causa católica durante la guerra de los 30 años y durante las guerras contra Francia de Richelieu resultó muy costoso, y España ganó muy poco. Por esta época, el flujo de tesoros de América se había reducido.

En casa, una revolución en Cataluña (Barcelona) hizo que España se endeudara aún más. En diciembre de 1640, una gran masa que surgió en Portugal puso punto final a la unidad con España, lo cual condujo a más pérdidas. Sin embargo, las luchas continuaron y España no reconoció la independencia de Portugal sino hasta 1668.

Felipe IV fue seguido en 1665 por su hijo de cuatro años de edad, Carlos II, el último rey de Habsburgo de España. Cuando Carlos creció no tuvo un heredero y fue sucedido por Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV de Francia. Felipe V introdujo una nueva orden en España, pero ya el país no tenía gran poder. Se dio inicio a una guerra europea sobre quién debería gobernar España, si los Habsburgo o los Borbón franceses. Como resultado, en 1713 España perdió todas sus posesiones con Italia, Gibraltar y Bélgica. La dinastía de los Habsburgo perdió Espala a manos de los Borbón.

Declive de España

España atravesó por un siglo de brillantez y riqueza y un siglo de declive. No pudo reconocer el nuevo orden del norte de Europa y su gran desarrollo económico, liderado por los protestantes. La orden católica en Espala no pudo modernizarse y trató de mantener el poder en manos de los nobles, los obispos y los reyes. Como resultado, Espala no se desarrolló después de su gran crecimiento de 1492, y aproximadamente en el año 1700 otros países la aventajaban.

OTROS DATOS:

Carlos I, quien fuera rey durante 35 años hasta su muerte, en 1700, se representa en las pinturas como un gran monarca, aunque su reinado no fue exitoso. No pudo tener un heredero y por ello fue el último rey Habsburgo de España.



Esta pintura muestra a Carlos I, a quien se le administra la santa comunión, en El Escorial, con una pompa y un esplendor que no tenían algo que ver con un país en declive.



El autor español más famoso de la época era Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), quien escribió la obra Don Quijote de la Macha. El libro narra la historia de un terrateniente tonto que se ve a sí mismo como un valiente caballero y atraviesa una serie de entretenidas aventuras con su escudero, el campesino Sancho Panza.



Felipe III fue rey de España a los 23 años de edad, pero sus verdaderos intereses eran religiosos y no políticos. Durante su reinado, España comenzó a perder su lugar en el mundo como gran potencia europea y colonial.



La riqueza del nuevo mundo no sólo se gastaba en guerras. Felipe II construyó un magnífico palacio en El Escorial, cerca de Madrid, a finales del siglo XIV. Su biblioteca albergaba una invaluable colección de manuscritos en griego, latín y árabe.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

El declive de España 1598 - 1700
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más