El Imperio Sueco 1560 - 1721


El más grande rey sueco, Gustavo Adolfo, y su canciller reformista Axel Oxenstierna, convirtieron a Suecia en una magna y moderna potencia protestante. En 1520, Suecia, liderada por el rey Gustavo Vasa, se rebeló contra Dinamarca y obtuvo la independencia. Los suecos comenzaron a romper el dominio de la Liga Anseática, que se encontrava en la región del mar Báltico.

Aunque Suecia estaba escasamente poblada, tenía un gobierno fuerte y un mercado creciente con Inglaterra y Holanda. Los suecos lucharon en Estonia y finalmente conquistaron el país en 1582. En campañas posteriores, obtuvieron el poder de Carelia, al oriente de Finlandia, y de Laponia, en el norte.

Gustavo Adolfo nació en 1594. Se convirtió en rey de Suecia en 1611, a la edad de 17 años. Fue el rey más grandioso de Suecia. Era un protestante devoto y educado y hablaba varios idiomas. Hizo reconstruir las ciudades suecas y prosperar la industria. Su ejército tan sólo tenía 40 mil hombres, pero Guastavo Adolfo lo convirtió en el mejor de Europa. En 1629, derrotó a los ejércitos de Dinamarca, Rusia y Polonia, y convirtió a Suecia en la principal potencia militar del norte de Europa.

Los demás príncipes protestantes semejantes a Gustavo en Alemania enfrentaron la derrota en la guerra de los 30 años. Si Alemania se hubiera convertido al catolicismo, entonces Suecia hubiera quedado aislada; así que Gustavo Adolfo le declaró la guerra al emperador Fernando II de Austria. En julio de 1630, Gustavo llegó con su ejército a Alemania. En 1631, en la batalla de Breitenfeld, cerca de Leipzig, los suecos derrotaron al ejército emperador.

La edad sueca



En la primavera de 1632, el ejército sueco ocupó Munich y avanzó contra Viena, la capital de Fernando. En la batalla de Lutzen, las fuerzas del emperador se retiraron en desorden y Gustavo murió en la batalla. Hubo adversidad temporal en 1634, cuando los suecos fueron derrotados en la batalla de Nordlingen. Pronto, sus fortunas cambiaron cuando derrotaron a los católicos en la batalla de Jankau, en 1645.

En 1655 entraron a Polonia y en 1658 se tomaron el sur de Suecia, que estaba en poder de los daneses. Durante el mandato de Carlos XII derrotaron a los daneses, los rusos, los polacos y los sajones. Sin embargo, en 1709 se aventuraron demasiado hasta Ucrania. Cansados y lejos de su hogar, fueron derrotados por los rusos y, en 1721, se perdieron todos los territorios ganados al sur del Báltico y Rusia.

La batalla de Lutzen





Los suecos lucharon al lado de los alemanes protestantes contra las fuerzas católicas de la Austria imperial en Lutzen. El ejército católico era mucho más grande, y el ataque protestante fue retrasado por condiciones de niebla. Sin embargo, la buena práctica y el coraje ayudaron a los protestantes a demoler a los católicos.

Gustavo Adolfo, quien siempre lideraba sus tropas estando al frente, fue asesinado. No obstante, su colega general, Bernardo, duque de Saxe Weimar, continuó en la lucha y después de una batalla que duró todo un día, los católicos entraron en caos.

OTROS DATOS:

Gustavo Adolfo (1594-1632) era un líder valiente e inspirador, y además gobernó bien a Suecia. La convirtió en un estado modernizado con ciudades y una industria impresionantes, además de un fuerte ejército. Gobernó durante 21 años, a partir de 1611.



EL conde Axel Oxenstierna (1583-1654) se desempeñó como canciller de Suecia durante 42 años, de 1612 a 1654. Era un gran reformista. Tras la muerte de Gustavo Adolfo, Oxensteirna gobernó el país por 22 años más, durante el mandato de la reina Cristina. Él fue el promotor del crecimiento de Suecia y la convirtió en una grandiosa moderna potencia protestante.



La ciudad-isla de Estocolmo era una de las capitales más bellas de Europa. En la imagen se muestra en un tallado del artista Franz Hogenberg, creado alrededor del año 1579, durante los años de grandeza de Estocolmo.



Gustavo Adolfo construyó una gran flota que hizo de Suecia una fuerza dominante en los estados bálticos. Sin embargo, su barco insignia, el Vasa, se volteó y se hundió en su primer viaje, en 1628.



Gustavo Adolfo equipó a su ejército con nuevas armas que podían transportarse y operarse fácilmente por los soldados. Gracias a su gran conocimiento de la minería, los suecos se habían convertido en maestros de la metalurgia y del uso de los explosivos, y aplicaron dicho conocimiento a la guerra.



EL castillo Tido, en Suecia, fue construido alrededor del año 1620. Durante este período, los suecos pasaron de ser una simple nación agrícola a una gran potencia europea.


Artículos relacionados

El Imperio Sueco 1560 - 1721
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.