Escocia: los jacobitas 1701 - 1746


A principios del siglo XVIII, los agravios entre los escoceses, más el reclamo del trono inglés por parte de los Estuardos, llevaron a desafortunadas y sangrientas rebeliones escocesas.

Cuando falleció Jaime II, en 1688, los Estuardos perdieron el control del trono inglés. Los montañeses escoceses querían un rey escocés. Entretanto, los ingleses trataban deliberadamente de dividir el sistema de clanes de los montañeses exigiendo a los jefes de dichos clanes vivir alejados de sus pueblos, en Edimburgo o Londres. Como resultado, los hacendados necesitaban más dinero y por ello elevaron los arriendos y comenzaron a expulsar a la gente de las tierras.

El sentimiento familiar dentro de los clanes se rompió y los clanes se convirtieron en arrendatarios, sin derechos. En Inglaterra, la reina Ana murió en 1714. Su primo George de Hannover (de Alemania) se convirtió en nuevo rey Era el bisnieto de Jaime 1 de Inglaterra y era protestante, pero también era extranjero. Algunas personas sentían que el escocés Jaime Estuardo tenía mayor derecho al trono. No solamente era Estuardo, sino católico. Adicionalmente, muchos escoceses estaban descontentos porque su nación se había unido con Inglaterra para formar el Reino Unido, en 1707. Los jacobitas invadieron Inglaterra en 1715 y fueron derrotados en la batalla de Preston, Lancashire.

Los jacobitas apoyaban a Jaime Estuardo. Planearon rebeliones en Inglaterra y Escocia, pero éstas no fueron exitosas. Jaime Estuardo regresó de Francia demasiado tarde: 26 soldados fueron ejecutados y 7(X) fueron enviados a las Indias occidentales como castigo. En 1745 hubo otra insurrección. El hijo de Jaime, popularmente conocido como Bonnie Prince Charlie, llegó de forma secreta a Escocia y lideró la revuelta. Después de tomarse Escocia, su ejército invadió Inglaterra. Llegaron hasta Derby, pero no siguieron su viaje hacia el sur. En 1746, los jacobitas fueron cruelmente derrotados en la batalla de Culloden. Bonnie Prince Charlie escapó y regresó a Francia encubierto. Los ingleses tomaron el control de las montañas y su venganza fue severa.

Los terratenientes de las montañas altas de Escocia fueron ejecutados y los clanes fueron desarticulados. Hasta 1782 se les prohibió usar faldas o tocar gaitas. Durante varios años, las tierras de los clanes fueron limpiadas de personas a la fuerza con el fin de dar paso a territorios para que las ovejas pastaran; esto para ganar dinero suministrando lana a las cada vez más abundantes fábricas de lana en Inglaterra. Los clanes fueron enviados a vivir a las ciudades, a Ulster o a las colonias.

OTROS DATOS:

Bonnie Prince Charlie (Carlos Eduardo Estuardo), era mitad escocés, mitad polaco, y se había criado en Roma. Llegó a Escocia para liderar la rebelión del 45 y fue derrotado en la batalla de Culloden.



Flora MacDonald era hija de un hacendado que trabajaba con los ingleses. A pesar de esto, apoyó a Bonnie Prince Charlie, y cuando éste huyó, lo disfrazó como su criado y le ayudó a escapar.



Los jacobitas fueron derrotados en la batalla de Culloden por las tropas inglesas lideradas por el duque de Cumberland. Hizo que mataran a todos los heridos, mientras que los demás fueron perseguidos y castigados.



Bonnie Prince Charlie viajó de Francia para llegar de forma secreta a las islas Hébridas, frente a la costa norte de Escocia, en su camino a liderar la rebelión de 1745.


Artículos relacionados

Escocia: los jacobitas 1701 - 1746
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.