El fin de la esclavitud 1792 - 1888


Las colonias europeas en América dependían en gran medida de la mano de obra de los esclavos. No obstante, a mediados del siglo XVIII muchas personas cuestionaban la moralidad de esta práctica.

A lo largo del siglo XVIII, Gran Bretaña,Francia y España se enriquecieron por concepto de los impuestos y las ganancias de sus colonias. La mayor parte de su riqueza era generada por la mano de obra de los esclavos. Dinamarca, Suecia, Prusia, Holanda y Génova (Piedmont) también comerciaban con esclavos. Los africanos eran vendidos a los europeos por los traficantes de esclavos y los gobernantes locales, quienes veían el comercio de esclavos como una forma de castigar a los criminales, deshacerse de los enemigos, expulsar a los cautivos y hacerse ricos. Nadie sabe cuántos esclavos en total se vendieron, pero los historiadores estiman que 45 millones de esclavos se embarcaron desde Africa entre 1450 y 1870, aunque tan solo 15 millones sobrevivieron.

A muchos europeos no les gustaba el comercio de esclavos, pero al mismo tiempo creían que era la única forma de suministrar mano de obra a las plantaciones coloniales. Afortunadamente, algunos decidieron protestar, diciendo que la práctica iba en contra de las leyes de Dios y de la decencia humana. Rousseau, filósofo francés, escribió en El contrato social, en 1764, que “El hombre nace libre, pero dondequiera que va encuentra cadenas". Sus escritos inspiraron las revoluciones en Francia y América, y la libertad individual se convirtió en un derecho social, mas no en un regalo del rey. Las ideas de Rousseau también inspiraron a las personas para que lucharan a nombre de otros que no tenían la posibilidad de luchar por sí mismos. Los políticos, el clero y la gente del común comenzaron a pensar en cómo podían ayudar a los esclavos. Sin embargo, los argumentos morales no tuvieron mucha fuerza, comparados con las utilidades generadas por la esclavitud.

El fin del comercio de esclavos

Entre 1777 y 1804, la esclav itud fue considerada ilegal en el norte de Estados Unidos. Dinamarca se retiró del comercio de esclavos en 1792 y Gran Bretaña lo hizo en 1807. Sin embargo, el contrabando de esclavos continuó. La marina británica redujo el comercio de esclavos a partir de 1815, pero la esclavitud en sí seguía siendo legal en otros lugares. Una revolución de esclavos en la colonia francesa de Santo Domingo, entre 1791 y 1793, llevó a la abolición de la esclavitud en Francia, pero en 1803 volvieron a hacer legal dicho comercio. En 1831, una insurrección de esclavos en Virginia, liderada por Nat Tumer, llevó a crear nuevas y crueles leyes y a incrementar la aceptación de la esclavitud entre los blancos del sur.

Filantropía

En Gran Bretaña, Thomas Clarkson (1760-1846) y William Wilberforce lideraron una campaña contra la esclavitud y, en 1807, la parte británica en ese mercado fue abolida. No obstante, los esclavos no fueron realmente liberados durante algún tiempo. Wilberforce murió antes de que todos los esclavos en manos de los británicos fueran liberados. Los europeos estaban, por esta época, asqueados con la esclavitud y la marina británica bloqueó el comercio mediante la detención de barcos de esclavos. La esclavitud continuó en Cuba, Costa Rica, Brasil y el sur de los Estados Unidos. Las grandes plantaciones fueron construidas con base en la mano de obra de los esclavos y los propietarios de dichas plantaciones eran renuentes al cambio. Adicionalmente, Europa disfrutaba del cultivo de algodón y tabaco de bajo costo basado en esclavos de los estados al sur de Estados Unidos. En Estados Unidos, los norteños apoyaron la emancipación, mientras que los sureños querían retener a sus esclavos. La revolución de esclavos de 1831 en Virginia condujo a fuertes leyes para controlar a los esclavos en los estados del sur. Finalmente, la esclavitud fue abolida en los Estados Unidos en 1863, en Cuba en 1886 y en Brasil en 1888. El tráfico de esclavos de los árabes en Africa terminó en 1873.

La revuelta de los esclavos en Santo Domingo



La Revolución Francesa se difundió a las colonias francesas al otro lado del mar. En 1791, la Asamblea Nacional en París decidió darles el voto a los esclavos en Santo Domingo (en la actualidad, Haití), en el Caribe. Los propietarios de las plantaciones no quisieron obedecer. Cuando escucharon esto, cerca de 100.000 esclavos se

rebelaron. Muchos propietarios de esclavos fueron asesinados, sus casas fueron destruidas y las plantaciones de azúcar y café fueron incendiadas.

Napoleón envió tropas a la isla y se dio inicio a una larga guerra civil liderada por Toussaint l'Ouverture (1746-1803), un antiguo esclavo que se declara gobernante de la isla en 1801.

OTROS DATOS:

Algunos esclavos escaparon de las plantaciones y establecieron sus propias aldeas en áreas remotas. En 1739, un grupo de esclavos jamaiquinos, llamados los maroons, se rebelaron contra los británicos y escaparo



William Wilberforce (1759-1833) fue miembro del parlamento de Hull, un importante puerto para el comercio de esclavos. Ese mercado le causaba pavor. Él y otros cristianos humanitarios realizaron una campaña contra el comercio de esclavos a partir de 1784. El comercio de esclavos fue prohibido en todo el imperio británico en 1807.



Las condiciones a bordo de los barcos de esclavos eran horribles e insalubres, y muchos esclavos murieron. Los esclavos eran embarcados en oscuras repisas y pisos anclados a los soportes interiores del casco del barco y casi no se podían mover.





Antes de la abolición, los barcos de esclavos seguían una ruta de navegación triangular a través del atlántico, que llevaba artículos a África, esclavos a América y productos, tales como el azúcar, de regreso a Europa.



El líder de la revuelta de esclavos en Virginia, en 1831, Nat Turner (1800-1831), mató a su amo y a 57 blancos, y alentó a 60 esclavos a rebelarse. La insurrección duró algunos meses. Él y sus seguidores finalmente fueron capturados y colgados.



La economía de los estados del sur de los Estados Unidos usaba mano de obra de esclavos negros. La recolección del algodón era uno de los trabajos principales de los esclavos El algodón se exportaba con buenas ganancias para proveer a las fábricas de algodón en la Europa industrial.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

El fin de la esclavitud 1792 - 1888
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más