Exploración en Oceanía 1642 - 1820


La exploración en Oceanía se desarrolló un poco tarde, en comparación con otras partes del mundo. Los pioneros fueron Tasman, Cook y otros exploradores.

Durante el siglo XVII, los marineros holandeses exploraron el Pacífico Sur y los océanos de la India. En la década de 1620 encontraron la costa norte y el occidente de Australia y la bautizaron Nueva Holanda. En 1642, el holandés Abel Tasman (1603-1659) descubrió la isla de Tasmania. Navegó desde las islas Mauricio y viajó tan al sur que no vio Australia. Más hacia el oriente, Tasman luego llegó a la isla sureña de Nueva Zelanda. Tras una lucha con sus habitantes, los maoríes, regresó a Batavia, en las Indias orientales holandesas, y descubrió Tonga y Fiji en su camino de vuelta. El año siguiente, navegó a lo largo de la costa norte de Australia. En 1688 y 1699, el navegante inglés William Dampier exploró la costa occidental y noroccidental de Australia. Estos exploradores probaron que Australia era una isla, pero no se establecieron allí. El Pacífico permaneció en gran parte desconocido, dado que era demasiado lejano y demasiado pobre para atraer el interés comercial de los europeos.

La primera exploración científica en estas tierras australes fue realizada por el capitán James Cook, quien hizo tres viajes. El primero de ellos (1768-71) lo llevó alrededor de Nueva Zelanda, luego desembarcó en Bahía Botany en Australia, reclamándola para Inglaterra. En su segundo viaje (1772-75), exploró una gran cantidad de islas del Pacífico y la Antártida. En su tercer y último viaje, visitó Nueva Zelanda, Tonga, Tahití y finalmente Hawai, donde fue asesinado en una riña con los isleños.

Los pueblos nativos

Las nuevas tierras exploradas por Cook habían estado habitadas durante cientos de años. Los maoríes vivían en Nueva Zelanda y los aborígenes vivían en Australia. Ambos pueblos vivían según sus tradiciones antiguas. Como es de suponer, desconfiaban de Cook y sus hombres, que eran los primeros europeos que habían visto.

Los aborígenes habían vivido en Australia durante miles de años, diseminados por el vasto continente. Vivían de la búsqueda de comida y de la caza, además del uso avanzado de su conocimiento de la naturaleza. Eran tan diferentes de los europeos, que se presentó un gran choque cultural que casi logró que los aborígenes desaparecieran por completo.

Se cree que los maoríes zarparon hacia Aotearoa [Nueva Zelanda) desde Polinesia en el año 750 y eran granjeros, guerreros y habitantes de aldeas. Cuando los europeos se trasladaron a sus tierras, éstos se resistieron.

Los primeros colonos en Australia llegaron en 1788. Eran convictos que habían sido transportados allí desde Gran Bretaña, como castigo por sus crímenes. Los colonos libres comenzaron a llegar en 1793. En Nueva Zelanda, los balleneros, cazadores y comerciantes fueron pronto seguidos por los misioneros. Muchos de los primeros colonos venían de Escocia, Irlanda y Gales. Los colonos introdujeron enfermedades que a menudo mataban a las personas nativas, quienes no tenían resistencia contra dichas dolencias.

Los viajes del capitán Cook



El capitán Cook tuvo la responsabilidad de zarpar a Tahití para observar el paso de Venus frente al sol. Después de esto, fue enviado en secreto hacia el sur para realizar la cartografía de Nueva Zelanda y Australia para el gobierno británico. En su segundo viaje, fue el primer explorador en visitar la Antártida, pero tuvo que 'egresar decido a la gruesa capa de hielo. Cook descubrió el valor de levar vegetales y frutas para sus marineros y de esa forma evitar e escorbuto (causado por la falta de vitamina C). Él también llevaba dibujantes bien entrenados, pues tenía la determinación de que sus hallazgos fueran científicamente registrados. Murió en Hawai en 1779 mientras se encontraba en su tercer viaje.

OTROS DATOS:

Entre 1768 y 1779 el navegante capitán Cook 1728-1779) realizó tres v a.es de descubrimiento oo' e Pacífico. En 1770 llegó a la Bahía de la Botánica y reclamó Australia para Gran Bretaña.



Jear Francois La Perouse (1741-1788) fue enviado por Luis XVI a navegar alrededor del mundo en una expedición científica. Viajó a través de los océanos con una tripulación de científicos para realizar cartografías y observaciones, y recolectar muestras mientras se encontraba de visita en Canadá, Siberia y Australia. Sus barcos desaparecieron en 1788.



Durante el primer viaje de Cook, navegó desde la punta de Suramérica hasta Nueva Zelanda y comprobó que no existía un gran continente entre esos dos puntos, como la gente pensaba.



Los maoríes eran habilidosos marineros y artesanos que decoraban sus canoas con elaborados tallados religiosos. Cuando llegó Cook, existían unos 100.000 maoríes en Nueva Zelanda. Muchos fueron asesinados en guerras posteriores contra los colonos y los ejércitos británicos.



En 1779, durante su tercer viaje por el Pacifico, el capitán Cook fue asesinado en una escaramuza con los hawaianos por el robo de un bote. Inicialmente, los británicos habían sido bienvenidos, pero después de este evento la tripulación tuvo que zarpar de regreso a casa, sin su capitán.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Exploración en Oceanía 1642 - 1820
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más