Fundación de Estados Unidos 1763 - 1789


La gente en las 13 colonias de América no estaba satisfecha con el gobierno británico. Lucharon por su independencia y nació una nueva nación.

A finales de la Guerra de los siete años, en 1763, tanto el gobierno británico de Londres como los colonos ingleses en América estaban satisfechos. Habían derrotado a Francia y le quitaron territorios en Canadá, además de tierras tan al occidente como el río Mississippi. Una vez liberados de la amenaza francesa, los colonos ya no necesitaron a Gran Bretaña para que los defendiera. Sin embargo, los británicos querían gobernar los antiguos territorios franceses y recoger impuestos más altos para pagarles a los soldados con el fin de defender las tierras recién ganadas. Los impuestos se incrementaron en la totalidad de las 13 colonias. Las asambleas coloniales locales argumentaban que era injusto que Gran Bretaña gravara a las colonias americanas, dado que dichas colonias no tenían voz en la administración del gobierno británico. Ellos decían que “los impuestos sin representación eran tiranía”. Las colonias prohibieron todas las importaciones británicas y, el 4 de julio de 1776, los representantes de las 13 colonias adoptaron la Declaración de Independencia, en la que reclamaban el derecho a gobernarse a sí mismos.

Independencia

Guiados por las ideas de Tomás Jefferson, e influenciados por la Ilustración, la declaración de independencia de Estados Unidos decía: “Sostenemos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”. La guerra de revolución de Estados Unidos comenzó en 1775. Al principio, los británicos tuvieron éxito a pesar de los problemas de estar luchando a casi 5.000 kilómetros de sus hogares. No obstante, los estadounidenses tenían una ventaja, pues luchaban en casa y creían con firmeza en su causa. Seis años después de haber comenzado el conflicto, el ejército británico se rindió en Yorktown, Virginia, en 1781, tras ser derrotado por las tropas de George Washington. Finalmente, Gran Bretaña reconoció la independencia estadounidense en el Tratado de París, en 1783.

La constitución de Estados Unidos

En 1783, tras la firma del tratado de paz con los británicos, los habitantes de los nuevos Estados Unidos de América tuvieron que decidir sobre la mejor forma de gobernar su país. Decidieron tener un presidente, elegido cada cuatro años. Dicho presidente gobernaría con la ayuda de un congreso (dividido en la Cámara de Representantes y el Senado, y conformado por los representantes de los estados) y la Corte Suprema. La minuta de la constitución (un conjunto de reglas legales) para el nuevo gobierno contenía tres declaraciones importantes sobre la nación americana.

Primero, debía ser una unión. Los colonos que habían luchado contra los británicos seguían juntos para gobernar su propio país. Segundo, cada uno de los estados debía mantener su propia asamblea y administrar el gobierno estatal de manera libre. Tercero, ni el presidente, el Congreso o la Corte Suprema podrían llevar el control central del gobierno de América por sí mismos. Un sistema de controles y balances debía garantizar que el poder se compartiera entre estas tres áreas del gobierno. Estas fueron ideas nuevas influenciadas por la Ilustración y nunca antes se habían intentado llevar a cabo.

La constitución revolucionaria se convirtió en ley en 1789. Esta nueva nación, su corta historia y sus habitantes con sus malos recuerdos del pasado, fue la primera república democrática del mundo, gobernada según leyes acordadas de manera colectiva. Tan sólo 150 años más tarde, se habría de convertir en la potencia más importante del mundo.

OTROS DATOS:

George Washington (1732-1799) prestó servicio en el ejército británico en América y luego se hizo comandante en jefe del nuevo ejército americano que luchó contra los británicos. En 1789, se convirtió en el primer presidente de los Estados Unidos.



Los soldados británicos eran profesionales bien entrenados, mientras que los estadounidenses eran en su mayoría voluntarios. No obstante, los estadounidenses estaban muy motivados, pues tenían sentimientos muy profundos por su causa. A la izquierda se muestra un granadero británico uniformado, y a la derecha está un soldado americano revolucionario.



La fiesta de té de Boston, en 1773, fue una protesta simbólica contra los gravámenes británicos en América. Una banda de colonos disfrazados de indios mohawk abordó tres naves en el puerto de Boston y arrojó cajas de té por la borda. Los británicos recurrieron al castigo y cerraron el puerto de Boston hasta tanto se pagara por el té perdido. Lo único que hizo tal acción fue empeorar las cosas.



La batalla de Bunker Hill, cerca de Boston, en 1775, fue la primera gran batalla de la revolución. Los británicos ganaron, pero perdieron más del doble de soldados que los colonos estadounidenses.



La medalla de la libertad fue acuñada con el fin de marcar la victoria de los Estados Unidos sobre los británicos, en 1781.



La campana de la libertad, en Filadelfia, fue fabricada para simbolizar la independencia de Estados Unidos.



Tomás Jefferson (1743-1826) se convirtió en el tercer presidente de Estados Unidos, en 1801. Era un líder político cuyas ¡deas afectaron en buena medida la política estadounidense.



La minuta de la constitución fue elaborada en una serie de convenciones, en 1787. De los 55 delegados que asistieron, 39 firmaron el documento. Una vez que se llegó a un acuerdo sobre la minuta, se enviaron copias a cada uno de los estados para que sus líderes dieran el visto bueno


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Fundación de Estados Unidos 1763 - 1789
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más