La revolución francesa 1789 - 1799


En 1789, los descontentos habitantes de Francia derrocaron a su rey y exigieron libertad e igualdad. La revolución que siguió cambió a Francia para siempre.

La Revolución Francesa se había estado gestando durante años. Fue ocasionada por el mal gobierno y por las enormes diferencias entre ricos y pobres, fue alentada por las nuevas ideas de la Ilustración sobre los derechos de las personas y acelerada por la revolución de los Estados Unidos. En el siglo XVIII, Francia se encontraba en crisis. Los alimentos escaseaban, los precios eran altos, y el gobierno estaba casi en bancarrota. Para obtener más dinero. Luis podía pedir dinero prestado o incrementar los impuestos. Pero primero necesitaba la aprobación y el apoyo de la asamblea tradicional, los estados generales, que no se había reunido durante 175 años. En dicha asamblea, los representantes de las clases profesionales se rebelaron contra los nobles y el clero. Juraron iniciar una nueva Asamblea Nacional y exigieron reformas. Escribieron una nueva constitución que abolía el viejo orden, nacionalizaron las tierras de la iglesia y reorganizaron el gobierno local. Luis envió sus tropas y trató de disolver la asamblea. Cuando los ciudadanos de París escucharon esto, se rebelaron. En julio 14 de 1789, una turba se tomó La Bastilla, la prisión del rey en París. La demostración marcó el inicio de una revolución sangrienta en la cual los rebeldes exigían 'libertad, igualdad y fraternidad'.

La lucha por el poder

Luis XVI escapó, pero fue capturado y puesto en prisión. En 1792, la monarquía fue abolida y el siguiente año, Luis y su esposa, María Antonieta, fueron enjuiciados y ejecutados. Para ese entonces, el gobierno revolucionario se encontraba en guerra con la mayoría de estados europeos, quienes estaban temerosos de que la revolución llegara a sus países. Como normalmente sucede en las revoluciones, se inició el caos y se generó una lucha por el poder. El nuevo gobierno revolucionario comenzó a rodear a sus rivales, realistas o populares, y los llamó 'enemigos de la revolución'. Se dio lugar a una batalla política entre dos grupos, los jacobinos y los girondinos, la cual fue ganada por los jacobinos. Después, éstos dominaron el nuevo cuerpo gubernamental, llamado el Comité de Salvación Pública. El comité movilizó a los ejércitos franceses en contra de la invasión, y a partir de septiembre de 1793 y hasta 1794, ejecutaron a cualquiera que se opusiera a ellos, en una especie de régimen del terror. Durante las épocas del terror, alrededor de 18.000 personas perdieron su cabeza en la guillotina. Pronto, un hombre llamado Robespierre esgrimió un poder dictatorial. Incluso él no se encontraba a salvo y, en 1794, fue acusado de traición y ejecutado.

El directorio

Se escribió una nueva constitución en 1795 y se conformó un gobierno débil, llamado el Directorio. La guerra ya había empezado y los ejércitos revolucionarios franceses habían conquistado Holanda y el sur de Alemania. Un joven general, Napoleón Bonaparte, se encargó del ejército e invadió Italia, Suiza y Egipto. El Directorio comenzó a depender de él. Ganó popularidad y poder, y en 1799 desplazó al Directorio y tomó el control.

El régimen del terror



Después de la ejecución de Luis XVI, en 1793, el comité se dio a la tarea de atacar y ejecutar a cualquiera que fuera sospechoso de oponerse a la revolución. Se creó un tribunal para traer los enemigos del estado a juicio, aunque estos juicios normalmente se hacían de afán y eran injustos. Los aristócratas, los realistas, los sacerdotes y cualquier persona sospechosa eran enviados a la guillotina. Una vez que Robespierre se deshizo de sus enemigos dentro del Comité de Salvación Pública, gobernó solo durante un periodo corto, hasta que también fue enviado a la guillotina, en julio de 1794. Eso dio por terminado el régimen del terror.

OTROS DATOS:

María Antonieta (1700 55-793) era la esposa austríaca de Luis XVI. La gente la consideraba arrogante y extravagante.



Maximilien de Robespierre (1758-1794) se entrenó como abogado. Se convirtió en el líder del grupo revolucionario, llamado los Jacobinos, en 1793. Era el líder del Comité de Salvación Pública y ayudó a proteger a Francia de la invasión. En 1794 fue acusado de traición y fue ejecutado.



En julio 14 de 1789, los habitantes de Paris se tomaron La Bastilla, una prisión en la cual muchos líderes populares habían sido recluidos por el rey. Este fue el verdadero inicio de la revolución. Otros países temían que la revolución se esparciera por toda Europa.



Luis XVI (1754-1793) se convirtió en rey en 1774. Era tímido, y prefería la cacería y la buena vida que dedicarse a gobernar su país.



Los llamados sans-culottes (bautizados así porque no utilizaban pantalones cortos) preservaron el orden público en las calles durante el régimen del terror. Muchas personas perdieron la vida como resultado del odio de los sans-culottes.



Los miembros de las clases sociales inferiores celebran el fin del régimen del terror bailando alrededor de un árbol decorado con rosetas con los colores nacionales.


Artículos relacionados

La revolución francesa 1789 - 1799
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.