Las guerras napoleónicas 1797 - 1815


Con el fin de restaurar el orden tras la Revolución Francesa, Napoleón intentó cambiar a toda Europa. Sin embargo, Gran Bretaña opuso resistencia y Napoleón fue finalmente exiliado.

Napoleón nació en Córcega y fue el segundo hijo de un abogado italiano. De joven, se unió al ejército francés y su valor y rápido pensamiento lo llevaron a promoverse rápidamente. A la edad de 26 años, se convirtió en general. Lideró numerosas campañas exitosas y capturó el norte de Italia en 1797.

El Directorio tenía temor de que Napoleón en ese momento estaba adquiriendo demasiado poder y era muy popular. Le ofrecieron la misión de invadir Gran Bretaña. Napoleón sugirió invadir a Egipto, para interrumpir la ruta comercial británica a la India. Invadió Egipto, pero su plan fracasó cuando el almirante Nelson destruyó su flota en 1798. En 1799, Napoleón retomó a Francia y tomó el control. Despidió al gobierno y nombró a tres oficiales nuevos, llamados cónsules, para que gobernaran. Napoleón se nombró a sí mismo primer cónsul y durante los siguientes 15 años gobernó Francia. En 1804 se coronó emperador. Napoleón introdujo muchas reformas duraderas y trajo nuevas leyes, un mejor sistema educativo, un gobierno reorganizado y un nuevo banco nacional. Era un brillante general que movía sus tropas rápidamente y utilizaba tácticas de batalla novedosas. También tenía un gran ejército, dado que Robespierre había introducido un sistema de reclutamiento en el cual todos los hombres adultos eran obligados a prestar el servicio. El ejército alcanzó a tener 750.000 soldados en 1799, y otros dos millones de hombres se unieron entre 1803 y 1815. Napoleón utilizó su gran fuerza para tratar de conquistar Europa.

Las guerras napoleónicas

Napoleón derrotó a Austria y Rusia en Austerlitz, en 1805; a Prusia en la Batalla de Jena, en 1806; y Rusia enfrentó una nueva derrota en Friedland, en 1807. Napoleón creó nuevas repúblicas aliadas a Francia y gobernó gracias a la ubicación de sus conocidos en posiciones de poder. También creó leyes y gobiernos para toda Europa, conocidos como el sistema continental. En 1805, Gran Bretaña ganó una gran batalla contra Francia en Trafalgar.

El almirante británico Horacio Nelson (1700 58-805) falleció, pero su victoria salvó a Gran Bretaña de la invasión. En 1808, Napoleón invadió España y dio inicio a las guerras peninsulares, en las cuales Gran Bretaña apoyaba a España y Portugal. Los británicos enviaron tropas lideradas por el duque de Wellington a España. Allí, ganó batallas en Salamanca (1812) y en Vitoria (1813), lo que ayudó a expulsar a los franceses de España. La desastrosa invasión de Napoleón a Rusia, en 1812, dejó a más de 500.000 franceses muertos de hambre y frío, o víctimas de las luchas. En 1813, fue largamente derrotado en Leipzig por una fuerza europea combinada, dirigida por el general prusiano von Blücher. Finalmente, en 1814,

Francia fue invadida y Napoleón fue enviado al exilio. Escapó y fue finalmente derrotado por Wellington y Von Blücher en la batalla de Waterloo, en Bélgica, en 1815. Murió en el exilio en una isla remota al sur del Atlántico, conocida como Santa Elena, en 1821.

Batalla de Marengo



Uno de los muchos aciertos militares de Napoleón fue la batalla de Marengo, la cual se libró contra los austríacos en Italia, en 1800. Napoleón era un líder brillante e inspiraba a sus tropas con discursos, liderando desde el frente y utilizando tácticas muy innovadoras. Modernizó la guerra pues utilizaba cañones y grandes ejércitos, y era más listo que sus oponentes. Su control de Europa obligó a muchos países a hacer parte del mundo moderno.

OTROS DATOS:

En 1799, Napoleón (1769-1821), que ya era un héroe, tomó control del gobierno por la fuerza. Aunque muchos estuvieron en desacuerdo, Francia se encontraba en caos y Napoleón se convirtió en el primer cónsul.



Esta caricatura, dibujada en 1803, muestra a Napoleón subido sobre el mundo, mientras el comparativamente pequeño John Bull (que representaba a Gran Bretaña) trata de pelear contra él.



Napoleón quería construir una sociedad basada en la habilidad, más que en haber nacido dentro de la nobleza. Para lograrlo, fundó la Legión de honor en 1802 para aquellos que tuvieran 'un destacado servicio al estado'. Los miembros de la Legión recibían una medalla y una pensión por el resto de sus vidas.



Napoleón creía que Rusia se había aliado con Gran Bretaña, así que decidió invadir. Cuando su ejército llegó a Moscú, los rusos ya la habían incendiado. Finalmente, el invierno hizo lo suyo. Napoleón ingresó a Rusia con 510.000 hombres y se fue de esa nación con tan sólo 10.000.



Arthur Wellesley, el duque de Wellington (1769-1862), luchó contra los ejércitos de Napoleón en España, donde tomó años expulsar a los franceses. Wellington estuvo involucrado en el congreso de Viena después de las guerras napoleónicas. Fue un héroe nacional y se convirtió en primer ministro británico en 1828.



La batalla de Waterloo, en Bélgica, en 1815, fue una lucha cerrada. Fue la última batalla que Napoleón libró contra Wellington, de Gran Bretaña, y Von Blücher, de Prusia.


Artículos relacionados

Las guerras napoleónicas 1797 - 1815
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.