Italia en el siglo XIX (1833 - 1878)


El nacimiento de la nación italiana se dio con la ayuda de un aristócrata, Camilo Benso, conde de Cavour, y el hombre del pueblo, Giuseppe Garibaldi. A principios del siglo XIX, Italia estaba conformada por un número determinado de pequeños estados. Además del reino de Piedmont-Cerdeña y Roma, la cual era gobernada por el Papa, estos estados eran dirigidos por países extranjeros. En la década de 1830, un movimiento de independencia conocida como el resurgimiento' comenzó a crecer. En 1848 estallaron las revoluciones contra el gobierno extranjero en muchas de las ciudades y estados italianos, pero fueron rápidamente suprimidas. En 1849, Víctor Emmanuel II subió al trono de Piedmont-Cerdeña, un estado del norte, que hizo de Turín su capital. Era un hombre muy popular, probablemente debido a que a menudo se le veía restringiendo los poderes de los clérigos, quienes no eran tan apreciados en el sur. Su mote cariñoso era el rey caballero'.

Un político hábil

El conde Camilo de Cavour, un aristócrata italiano con puntos de vista liberales, se convirtió en el primer ministro del reino de Piedmont-Cerdeña en 1852. Llevó a cabo una alianza con Francia en 1858 y juntos derrotaron a los austríacos en 1859. Austria le cedió Lombardía a Francia, que, a su vez, se la entregó a Piedmont, a cambio de Savoy y Niza. La mayor parte del norte de Italia se unió a Piedmont-Cerdeña. En 1860 estalló una rebelión en el sur de Italia, región que en esa época hacía parte del reino de las dos Sicilias. Giuseppe Garibaldi lideró una revuelta y conquistó el reino. Sus hombres eran conocidos como los camisas rojas' debido a su vestido. Con mucha fidelidad seguían a su líder romántico y patriota. Tan sólo les tomó tres meses conquistar toda Sicilia. Cavour estaba muy preocupado de que Garibaldi y sus hombres, aparentemente incontenibles, atacaran Roma, lo cual haría que Austria y Francia vinieran a ayudar al Papa. Cavour invadió los estados papales (sin embargo, no invadió Roma) y luego marchó con su ejército hacia el sur. Las fuerzas de Garibaldi habían tomado el control de Nápoles, y Cavour, cuidadoso de dar la vueta a Roma, finalmente se topó con él.

Acuerdo y unidad

El conde de Cavour logró un acuerdo detallado con Garibaldi y sus soldados camisas rojas que permitía que el reino del norte de Italia tomara posesión de Sicilia, Ñapóles y los estados papales. En febrero de 1861, el primer parlamento nacional se llevó a cabo en Turín y un mes después Víctor Emmanuel II fue proclamado rey de toda Italia.

Solamente dos áreas no fueron incluidas. Venecia aún hacía parte del imperio austríaco y Roma era gobernada por el Papa, pero estaba ocupada por Francia. Venecia fue entregada a Italia después de la derrota de Austria en la guerra austríaco-prusiana (1866). En Roma, el Papa Pío IX se negó rotundamente a postrarse ante quien él aún consideraba un rey del norte.

La guerra franco-prusiana de 1870 forzó a los franceses a retirar su guarnición de Roma para otras tareas y el ejército italiano de inmediato se tomó Roma. La ciudad luego se convirtió en la capital de Italia. El Papa Pío no quiso negociar y se consideró prisionero del Vaticano hasta su muerte, en 1878. La gente de Roma quería la unidad y el gobierno de la casa de Piedmont-Cerdeña reinó sobre un país totalmente unificado.

OTROS DATOS:

La rebelión en Venecia de 1848 fue una de las últimas que tuvieron lugar en Italia. Severamente debilitados por el hambre y la enfermedad, los habitantes de Venecia se rindieron en agosto de 1849.



Piedmont-Cerdeña tomó el liderazgo de unificar a Italia en 1859 y 1860. Niza y Savoy les fueron entregados a Francia en 1860.



Víctor Emmanuel II (1820-1878) era el popular rey de Piedmont-Cerdeña. Finalmente, se convirtió en el rey de toda Italia.



El conde Camilo de Cavour (1810-1861) fue el político que realizó el mayor número de planes para unificar Italia. También tuvo la capacidad de aprovechar los talentos de Giuseppe Garibaldi para ayudarse con sus planes



Reunión entre Víctor Emmanuel II y Garibaldi en Teano, al suroriente de Nápoles, en 1860, la cual finalmente llevó a la unificación de Italia.



Giuseppe Garibaldi (1807-1882) fue un patriota que luchó contra el gobierno extranjero de Italia. Junto con sus 'camisas rojas', conquistó el reino de las dos Sicilias en 1860, y dicha región se convirtió en parte del reino de Italia.



FECHAS CLAVE:

1830 Mazzini funda el movimiento 'La joven Italia'.
1848 Estallan las revoluciones en Europa.
1849 Víctor Emmanuel II se hace rey de Piedmont-Cerdeña.
1852 Cavour se convierte en el primer ministro de
Piedmont-Cerdeña.
1859 Piedmont-Cerdeña y Francia vencen a los austríacos.
1860 Garibaldi y su ejército conquistan Sicilia.
1861 Se lleva a cabo el primer parlamento nacional italiano. 1870 Roma se une al resto de Italia.

Artículos relacionados

Italia en el siglo XIX (1833 - 1878)
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.