La guerra civil de los Estados Unidos 1861 - 1865


A mediados del siglo XIX, los Estados Unidos eran un país dividido y la mayor segmentación era entre el norte y el sur. En Estados Unidos, alrededor del año 1850, el norte poseía casi todo el comercio, la industria, las vías férreas y las ciudades, mientras que el sur era una tierra de granjas, especialmente plantaciones de algodón y tabaco, que dependían del trabajo de los esclavos. No obstante, la esclav itud fue abolida en el norte. Esta división ocasionó riñas cuando se diseñaron las leyes para los nuevos estados y territorios del oeste de Estados Unidos.

Quienes hacían campañas en contra de la esclavitud en el norte, creían que dicha práctica debía ser completamente abolida. El Acta de Kansas y Nebraska (1854) les otorgó a los nuevos estados el derecho a escoger. Abraham Lincoln (1809-1865) fue elegido presidente de Estados Unidos en 1860. Pertenecía al partido republicano, el cual se oponía a la esclavitud, aunque él mismo no fuera partidario de dicha abolición. Muchos estados del sur rehusaron a vivir bajo el mando del gobierno y, liderados por Jefferson Davis (1808-1889), anunciaron en diciembre de 1860 que se retiraban de la unión y que formarían los Estados Confederados de América. El gobierno de Estados Unidos declaró que tenían derecho a hacerlo. Los estados del sur creían que tenían derecho de hacer sus propias leyes sin la interferencia del gobierno federal. Necesitaban la mano de obra de los esclavos para trabajar en las plantaciones y estaban seguros de que la economía del sur se arruinaría si se ponía a los esclavos en libertad.

Los dos bandos

El norte [la unión), conformado por 23 estados, tenía más hombres, más dinero y más industria que el sur. El norte también controlaba la flota naval e inició un bloqueo marítimo que evitó que el sur recibiera ayuda o suministros del extranjero. Los 11 estados del sur (la confederación) eran mucho más débiles, pero tenían la ventaja de contar con buenos generales y un gran espíritu de lucha. La guerra civil estalló en abril 12 de 1861, cuando las fuerzas del sur abrieron fuego en el fuerte Sumter, en Carolina del Sur. Los confederados tuvieron un cierto número de victorias a principios de la guerra. El sur ganó las primeras batallas en 1861, incluyendo las de Fredericksburg y Chancellorsville, pero el momento crucial de la lucha tuvo lugar en julio de 1863, cuando el norte ganó la batalla más grande de la guerra, en Gettysburg. Las fuerzas de la unión, bajo la dirección de su comandante, el general George Meade, detuvieron la invasión del norte que intentaba llevar a cabo el ejército del estado confederado del general Robert E. Lee. En dichos enfrentamientos, más de 21.000 soldados confederados y más de 22.000 de la unión murieron o quedaron heridos.

Batalla de Gettysburg



La batalla de Gettysburg (julio primero al 3 de 1863) fue un momento decisivo en la guerra civil. La batalla fue la más sangrienta de la historia sobre suelo americano, pero significó una importante victoria de la unión por parte del general George Meade, quien detuvo la invasión del norte que intentó el ejército confederado del general Robert E. Lee. A partir de este punto, las posibilidades del sur de ganar la guerra, disminuyeron.

OTROS DATOS:

El general Ulises S. Grant (1822-1885) fue nombrado comandante de las fuerzas de la unión del norte en 1863. Era un soldado fuerte y resuelto.



Robert E. Lee (1807-1870) estaba en el ejército de Estados Unidos cuando estalló la guerra. Renunció y luego tomó el mando de las tropas confederadas del sur.



Los soldados de la unión lucían un uniforme azul del ejército de Estados Unidos. Los confederados usualmente vestían de gris.



Este mapa muestra los Estados Unidos al principio de la guerra civil de ese país. Once de los 34 estados conformaban la confederación. Gran parte de las batallas se llevó a cabo en el oriente y el suroriente.



La batalla de Spotsylvania, Virginia, en mayo de 1864, fue una de las tantas victorias de la unión durante la guerra civil de Estados Unidos. En total, más de 600.000 soldados murieron en ambos bandos del conflicto.



Durante la guerra civil de Estados Unidos, los confederados rechazaron las estrellas y las rayas de la bandera de Estados Unidos y adoptaron sus propias banderas.



Harriet Tubman (1820-1913) fue una esclava fugitiva que hizo viajes por todo el territorio del sur y ayudó a otros esclavos a escapar.



Por primera vez en la historia, las vías férreas jugaron un papel vital en la guerra, pues transportaban tropas, municiones y suministros de forma veloz y a grandes distancias.


Artículos relacionados

La guerra civil de los Estados Unidos 1861 - 1865
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.