El suroccidente de Asia en el siglo XIX (1800 - 1913)


La región del suroeste asiático estaba dominada por los holandeses, los franceses y los británicos a finales del siglo XIX. Se enriquecieron por sus ganancias en los cultivos de las gentes. Este territorio fue colonizado por los europeos que establecieron plantaciones en las cuales trabajaban los pobladores nativos.

La colonia francesa de Indochina incluía a Camboya, Laos y Vietnam. Los franceses gradualmente conquistaron el área durante el siglo XIX, a pesar de la resistencia local. En Annam, el emperador Ham Nghi inició una guerra de guerrillas hasta 1888. Los holandeses se habían establecido en Indonesia desde la década de 1620. Ya se habían apoderado del comercio indonesio y, a partir de 1830, también se apoderaron de la agricultura. Los campesinos fueron obligados a cultivar las plantaciones que los holandeses deseaban, especialmente el café y el índigo (una planta de la cual se obtiene una tintura azul). Aproximadamente en 1900, se generó un movimiento nacionalista dentro de Indonesia. Los indonesios hicieron esfuerzos por mejorar la educación y por retomar algo del control sobre sus propios negocios y comercio.

Enfrentados a la expansión burmesa de finales del siglo XVIII, los británicos colonizaron Burma y la península malaya en el siglo XIX, dado que querían proteger a la India, a la cual consideraban como la parte más valiosa de su imperio. Los burmeses opusieron resistencia al gobierno británico en una serie de guerras sangrientas, entre 1824 y 1885; sin embargo, en 1886, Gran Bretaña controlaba todo el país y lo convirtió en una provincia de la India. No fue sino hasta 1937 que Burma fue separada de la India y recobró algo de su independencia. En Malaya, la situación era más calmada debido a que el gobierno británico ejercía influencia sobre los sultanes locales. Durante la primera parte del siglo XIX, la Compañía Británica de las Indias Orientales estableció puestos de comercio y, en 1826, Singapur, Malacca y Penang se unieron para conformar los Establecimientos de los Estrechos.

La influencia británica

En años posteriores, los británicos continuaron siendo responsables por otros estados dentro de la península malaya y formaron los Estados Federados de Malaya en 1896, cuya capital era Kuala Lumpur. La demanda por el caucho creció rápidamente durante el siglo XIX, pero el único punto de suministro era Suramérica. Las semillas de caucho eran recolectadas en Brasil y se enviaban a Kew Gardens, en Londres, donde se cultivaban. En 1877, 2.000 retoños fueron enviados y distribuidos a países tales como Ceilán, Malasia e Indonesia, donde las plantas florecieron. Por la década de 1880, los ingenieros británicos, los topógrafos y los arquitectos ayudaron a construir vías férreas, carreteras, puentes, fábricas y edificios del gobierno en el suroriente de Asia. Los profesionales aplicaron la experiencia obtenida durante la revolución industrial en Gran Bretaña. La banca y la inversión apuntaban a financiar el imperio mediante el comercio de materia prima proveniente de las colonias, con el fin de producir artículos hechos en casa.

Los británicos también trabajaron en mejorar las técnicas utilizadas para la minería en grandes depósitos de estaño y otros metales preciosos que habían sido descubiertos en Malaya y en otros países. Hacia finales del siglo XIX, muchas personas se fueron a vivir y a trabajar en el suroriente de Asia como mercaderes, soldados, ingenieros, diplomados y administradores del gobierno.

OTROS DATOS:

Empaque de caucho en Colombo, Ceilán, a finales del siglo XIX. Las plantas de caucho fueron introducidas en el suroriente de Asia por los británicos, a partir de semillas recolectadas en Brasil.



En Malaya, los británicos gobernaron a través de los sultanes locales. Este bello mural del árbol de la vida proviene de una familia en Sarawak, que en la actualidad hace parte de Malasia.



Los barcos mercantes de la Compañía Británica de las Indias Orientales eran conocidos como los 'indios de oriente'.



Los príncipes indonesios y los colonos holandeses se beneficiaban de las ganancias generadas por los cultivos en las islas. Para los indonesios del común, esta forma de vida significaba grandes sacrificios.



El té era uno de los cultivos rentables más importantes que se sembraban en los estados de la India, de propiedad de los británicos.



El suroriente de Asia estaba dominado por tres potencias europeas a finales del siglo XIX: los franceses, los británicos y los holandeses, quienes controlaban cada uno de los países de la región, con excepción de Siam.



En forma gradual, los franceses conquistaron Indochina durante el s. XIX. Sus tropas capturaron la ciudadela de Saigón, Annam, el 17 de febrero del año 1859. En 1862, los franceses firmaron un tratado con el líder local, Tu Doc.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

El suroccidente de Asia en el siglo XIX (1800 - 1913)
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más