Estados Unidos: la guerra de las praderas 1849 - 1913


Las praderas abiertas en el medio oeste estadounidense habían sido en una época vastas e interminables. En la década de 1800 se convirtieron en escenario de una lucha por la tenencia de la tierra.

Muchos grupos de nativos americanos que vivían en las grandes praderas del oeste estadounidense habían habitado allí por miles de años. Esta vasta área se extendía desde el río Mississippi, en el oriente, hasta las montañas Rocosas, en el occidente, y desde Canadá, al norte, hasta Texas, en el sur. Hasta el siglo XVII, muchas de las tribus de las praderas eran granjeros. Cultivaban maíz, frijol y otros alimentos, pero también cazaban búfalos a pie, mediante el aso de arcos y flechas. Su forma de vida en las praderas comenzó a cambiar durante el siglo XVII, cuando los españoles introdujeron el caballo. Mediante los caballos, los nativos americanos podían perseguir con mayor facilidad a los búfalos. El búfalo no sólo les suministraba carne, sino también herramientas y armas que se elaboraban a partir de los huesos del animal, así como tiendas y ropas que se fabricaban con sus pieles. Algunos de los grupos más grandes de nativos americanos llegaron a conocerse como 'las naciones de las praderas'. Los primeros colonos blancos obligaron a algunos grupos a desplazarse hacia el oeste de sus tierras nativas, al oriente del rio Mississippi.

Los colonos se trasladan hacia el oeste

El gobierno alentó a los habitantes a migrar hacia el oeste. Mediante el acta de Homestead de 1862, una familia podía obtener 65 hectáreas de tierra por una pequeña suma de dinero, siempre y cuando no la vendiera durante los siguientes cinco años. Más tierras fueron entregadas a aquellos que hicieran mejoras, ya fuera cavando pozos o plantando árboles El acta alentó a los granjeros a trasladarse y establecerse en las grandes praderas. El gobierno también fomentó la construcción de vías férreas, que llevaban a los nuevos habitantes a las regiones no colonizadas. Se les dio tanta tierra a las vías férreas que muchas líneas se construyeron únicamente con el fin de ganar territorios. En 1869, la línea Union Pacific Railroad se terminó de construir y unió a Estados Unidos de costa a costa.

Lucha por sobrevivir

La apertura de vías férreas, pronto cambió la cara de Estados Unidos. El tren trajo más colonos a las tierras que tradicionalmente habían servido de hogar a los nativos americanos. Dos tipos diferentes de sociedad se trabaron en conflicto. Cuando los jefes de las tribus nativas locales firmaban acuerdos con los colonos, ello significaba dos cosas diferentes para ambos bandos. La idea de los colonos de la propiedad privada no significaba nada para los nativos americanos, quienes pensaban que podían seguir usando la tierra para la cacería. Se dio inicio a una lucha por sobrevivir. Muchos nativos americanos traían armas y atacaban los asentamientos de los colonos, sus caravanas, las vías férreas y la caballería de Estados Unidos. En 1866 se dio inicio a una serie de guerras. El presidente de Estados Unidos, Rutherford B. Hayes, estableció en 1877 que "muchas, si no es que todas, nuestras guerras indias, tuvieron origen en promesas rotas y actos de injusticia”.

La matanza del búfalo, de la cual dependían muchas naciones de las planicies para su sustento, fue suficiente para acabar con los nativos americanos. Existían cerca de 15 millones de búfalos en 1860, pero por 1885 tan sólo quedaban 2 mil ejemplares. Los sobrevivientes de las naciones de las planicies fueron obligados a vivir en reservaciones, que a menudo tenían tierras pobres sobre las cuales se esperaba que cultivaran. Los aborígenes americanos estaban acostumbrados a cazar y no deseaban convertirse en granjeros. No se les permitía convertirse en ciudadanos americanos y tenían pocos derechos civiles. Las guerras y batallas contra los soldados dieron como resultado la muerte de muchos grupos de nativos americanos. La última batalla fue la de Wounded Knee, en Dakota del Sur, en 1890, en la cual los soldados masacraron a 200 indios Siux. Pronto, todos los grupos fueron trasladados a las reservaciones y la forma de vida de los indios nativos americanos se acabó para siempre.

!Jo!, hacia el oeste



Después de la guerra civil, las tierras entre el río Mississippi y las montañas Rocosas se consideraban planicies y cerros salvajes. El gobierno alentó a los pioneros a migrar hacia esa región. Los colonos viajaban juntos en caravanas de vagones para protegerse durante la larga travesía por las praderas, los ríos y las montañas. El viaje podía durar hasta ocho meses.

OTROS DATOS:

Los pawnee fueron los pobladores de las 'naciones de las planicies'. Vivían de la caza de búfalos.



El general George Custer (1839-1876) murió en la batalla de Little Bighorn.



Toro Sentado (183-1890) era un curandero y jefe de los indios Dakota (Siux).



Los nativos americanos dependían de los búfalos para obtener alimentos, vestido y refugio. Muchos búfalos fueron sacrificados para suministrar carne a los obreros que ponían los rieles de la vía férrea.



La ciudad de Virginia, en Nevada, no existia antes de 1859, cuando se encontró oro y plata en sus cercanías. En 1876 se había convertido en una gran ciudad, pero la gente abandonó la urbe cuando se agotaron el oro y la plata.



Se descubrió oro en California en 1848. En unos pocos meses, se dio inicio a la fiebre del oro y, en 1855, la ciudad de San Francisco creció rápidamente de 800 a 50.000 habitantes.



La posibilidad de hacer fortuna atrajo a personas de muchas nacionalidades a los campos de oro en Estados Unidos. Cientos de chinos viajaron a California en la década de 1850 y de 1870 para trabajar como obreros.



En la década de 1830, la tribu de los Chickasaw fue obligada a trasladarse a una reservación en Oklahoma en donde se les dijo que la tierra era de su propiedad, siempre y cuando el pasto creciera y el agua corriera. Sin embargo, las regiones central y occidental eran poco pobladas y apetecidas por los colonos blancos. En 1906, los Chickasaw se rebelaron para evitar que su tierra fuera apropiada, pero fueron neutralizados por la caballería de Estados Unidos.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Estados Unidos: la guerra de las praderas 1849 - 1913
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

1 Comentarios:

Tulis Comentarios

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más