La gran depresión 1929 - 1939


Después de la Primera Guerra Mundial, la economía de los Estados Unidos tuvo un rápido crecimiento. La caída de Wall Street de 1929 trajo un abrupto fin a esta situación y condujo a una depresión mundial.

Las causas de la gran depresión se pueden rastrear hasta finales de la Primera Guerra Mundial. En 1919, el Tratado de Versalles forzó a Alemania a pagarles una gran compensación a los victoriosos aliados. Muchos alemanes perdieron todos sus ahorros, dado que el valor del dinero colapso. En Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos la industria tuvo problemas para ajustarse al comercio durante los tiempos de paz. Millones de soldados volvieron a casa a buscar empleo. Los sindicatos laborales alentaron a los trabajadores a hacer huelgas contra los empleadores que exigían recortes en los salarios. La primera huelga general en Gran Bretaña ocurrió en 1926. Los precios de los alimentos cayeron tanto que los granjeros quedaron en la ruina y entregaron sus tierras. Durante la década de 1920, el rápido crecimiento de la economía estadounidense se debió en gran parte al repago de varios miles de millones de dólares de préstamos de guerra hechos por Londres a Nueva York. El crecimiento también fue fomentado por las políticas económicas de los presidentes Harding y Coolidge. El precio de las acciones en Estados Unidos se había forzado más allá de su valor real por especuladores irresponsables.

La caída de Wall Street

En octubre de 1929, la población entró en pánico y comenzó a vender sus acciones rápidamente. En un mismo día, se vendieron 13 millones de acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York. Esto dio inicio a una crisis económica conocida como la caída de Wall Street (que toma su nombre del distrito financiero de Nueva York), la cual pronto afectó al mundo entero. Mucha gente perdió todo su dinero. Los bancos y los negocios cerraron y se comenzó a incrementar el desempleo. En 1933, el peor año de la depresión, había 12 millones de habitantes estadounidenses desempleados. Aquellos que aún conservaban un empleo, vieron sus ingresos reducidos a la mitad y más de 85.(XX) negocios se fueron a la quiebra. La situación en Estados Unidos empeoró por una sequía en el centro del país que afectó las cosechas. El suelo se convirtió en polvo en muchos lugares y dio como resultado la pérdida de los cultivos. Miles de granjeros y sus familias fueron obligados a abandonar su tierra y comenzar una nueva vida en la costa occidental.

El tazón de polvo



Debido a la prolongada sequía de los años 30, el suelo en las grandes planicies del sur de los Estados Unidos se secó demasiado. Una serie de terribles tormentas de polvo azotaron el área; por ello, dicha zona se conoció como el Tazón de Polvo (Dust Bowl). En 1933, cientos de millones de toneladas de capa fértil se fueron con el viento y dejaron la tierra destruida. Enfrentados a la ruina, miles de familias empobrecidas salieron del Tazón de Polvo en busca de nuevas oportunidades de trabajo en California y en otras regiones.

El nuevo acuerdo de Roosevelt

Durante los dos primeros años de la depresión, el gobierno de los Estados Unidos y el presidente Hoover tomaron muy pocas acciones directas, creyendo que la economía se recuperaría de forma natural. Franklin D. Roosevelt fue elegido presidente en 1932, y en 1933 introdujo el nuevo acuerdo para combatir los problemas causados por la depresión. El acuerdo consistía en un conjunto de leyes destinadas principalmente a aliviar a los más pobres, suministraba apoyo a los bancos y protegía los ahorros de la gente. Los precios de las haciendas fueron subsidiados, se introdujo un salario mínimo y se dio inicio a un gran programa de construcción para generar empleos. El nuevo acuerdo ayudó de manera considerable, pero no fue hasta 1939, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, en que se dio un enorme empuje a la industria pesada y de esa forma la depresión llegó a su fin.


Depresión mundial

La caída de Wall Street condujo al colapso del sistema de préstamos internacionales que se había establecido para manejar las reparaciones de la guerra. Esto afectó a Europa y Norteamérica de forma directa. Otras partes del mundo estaban muy golpeadas y gran parte de su mercado y de sus negocios dependía de vender alimentos y materias primas a Europa y Norteamérica. A medida que estos mercados colapsaban, mucha gente alrededor del mundo perdió su empleo. Como resultado, se incrementó el desasosiego y en muchos países creció el nacionalismo.

OTROS DATOS:

Durante la depresión de los años 30, miles de familias estadounidenses golpeadas por la pobreza escaparon de la costa oriental y de las áreas agrícolas rurales para buscar empleo en el occidente, en California.



En octubre de 1936, 200 hombres de Jarrow, al nororiente de Inglaterra, marcharon en Londres con una petición y con el fin de llamar la atención sobre el desempleo causado por el cierre del puerto de Jarrow.



La caída de Wall Street causó pánico en las calles de Nueva York, en octubre de 1929. Los precios de las acciones cayeron tan rápido que muchas personas perdieron todo su dinero.



Franklin D. Roosevelt (1882-1945) fue elegido gobernador de Nueva York en 1928. En 1932 fue elegido presidente y en 1933 introdujo el nuevo acuerdo para combatir la pobreza.



Aunque la Unión Soviética escapó a los peores efectos de la depresión, el plan de cinco años de Stalin causó otros problemas. El plan, que se anunció en 1928, incluía un programa para introducir granjas colectivas. Para poner dicho plan en acción, los granjeros campesinos más ricos fueron ejecutados o exiliados en Siberia y el resto de los campesinos fue obligado a trabajar en granjas colectivas. Esta acción interrumpió la agricultura de forma severa y condujo a una hambruna en 1933.



Bajo el nuevo acuerdo de Roosevelt muchos desempleados encontraron trabajo en proyectos financiados por el estado durante la década de 1930. Aquí, jóvenes miembros de los cuerpos de conservación civiles levantan semilleros del suelo en Oregon para el servicio de bosques de los Estados Unidos.


Artículos relacionados

La gran depresión 1929 - 1939
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.