La guerra civil española 1936 - 1939


La guerra civil española fue una batalla entre dos ideologías opuestas: el fascismo y el socialismo. El fascismo ganó, y fue seguido por 36 años de gobierno de un dictador.

Antes de la Primera Guerra Mundial, España envió expediciones militares para fortalecer su posición en Marruecos, al norte de África. En 1921, las fuerzas españolas fueron reducidas por el líder bereber Abd el-Krim, y no fue sino hasta 1927 que España pudo vencer a los bereberes. En 1923, una derrota militar en Marruecos condujo a una dictadura militar fascista en España, liderada por el general Primo de Rivera. Primo de Rivera gobernó España hasta que cayó del poder en 1930. Al año siguiente, el rey Alfonso XIII se rindió ante la exigencia de convocar elecciones. El Partido Republicano ganó y la monarquía fue destituida. El gobierno sobrevivió a las revueltas en Asturias y Cataluña, y un nuevo gobierno de frente popular fue elegido en febrero de 1936. El nuevo gobierno, bajo la presidencia de Manuel Azaña, incluía miembros del Partido Laboral Socialista y del Partido Comunista. Con su apoyo, se opuso al poder de la iglesia católica romana en los asuntos españoles. La iglesia era apoyada por el ejército y los fascistas.

Fascismo versus socialismo

El 17 de julio de 1936, los generales del ejército español en la región española de Marruecos iniciaron una rebelión. La rebelión fue liderada por el general Francisco Franco y estaba apoyada por los nacionalistas, también conocidos como el partido de la Falange. Así, invadieron España. También contaban con el apoyo de los gobiernos fascistas de Italia y Alemania. La rebelión condujo a una amarga guerra civil. A finales de 1936, los nacionalistas controlaban la mayor parte del occidente y del sur de España.

Campo de batalla de ideales

Los republicanos, apoyados por la Unión Soviética, se tomaron las áreas urbanas del norte y el oriente, incluidas las ciudades de Barcelona, Bilbao, Madrid y Valencia. Los nacionalistas capturaron Bilbao en 1937. En apoyo a los nacionalistas, los bombarderos alemanes atacaron la ciudad vasca de Guemica, el 27 de abril del mismo año, y mataron a cientos de civiles. Esta era la primera vez que se utilizaba un bombardeo aéreo sin restricciones durante tiempos de guerra contra la población civil y marcó un momento decisivo en la guerra moderna. La guerra civil fue un campo de batalla entre las creencias del fascismo y el socialismo. Los habitantes de muchos países que apoyaban a un bando o a otro se ofrecieron como voluntarios para viajar a España y combatir, según sus ideales políticos.

Cerca de 750.000 personas fueron asesinadas en la guerra antes de que las fuerzas del gobierno se rindieran ante los nacionalistas (Barcelona, en enero de 1939, y Madrid, en marzo). El general Franco fue declarado 'Caudillo del reino y cabeza del estado'.

Franco exterminó toda la oposición del partido falangista, restauró el poder de la iglesia católica romana y retiró a España de la Liga de las Naciones. Aunque simpatizaba con Hitler, mantuvo a España neutral durante la Segunda Guerra Mundial. Franco gobernó a España hasta el día de su muerte, en 1975, cuando la monarquía y la democracia se restablecieron.

OTROS DATOS:

Francisco Franco (1892-1975) lideró la rebelión contra el gobierno republicano en 1936. A partir de 1939, hasta su muerte, gobernó en España como dictador.



Durante la guerra civil española, la gente de muchos países se ofreció como voluntaria para luchar en apoyo de sus ideales políticos. Este póster británico fue diseñado por el artista Roland Penrose para ayudar a conseguir fondos para el bando republicano.



Los nacionalistas estaban apoyados por los gobiernos fascistas de Italia y Alemania. Esta fotografía, tomada por el famoso reportero de guerra Robert Capa, muestra a los militantes nacionalistas en acción contra los republicanos en el frente Córdoba, en septiembre de 1936.



Tanto hombres como mujeres tomaron parte en la guerra civil. Estas mujeres militares republicanas defienden una barricada en una calle de Barcelona, en 1936. La Unión Soviética y la brigada internacional de voluntarios extranjeros ayudaron a los republicanos.



Las tropas del general Franco se muestran en batalla con los republicanos en las calles de Madrid, en 1936. La rendición de Madrid por parte de los republicanos, en marzo de 1939, marcó el final de la guerra civil.



Un punto decisivo en la guerra moderna fue el bombardeo aéreo sin restricciones a civiles en la ciudad de Guemica, por parte de aeroplanos alemanes, en 1937. Este evento es registrado en uno de los cuadros más famosos de Picasso.


Bibliografía:

Enciclopedia de Historia Universal. Una Publicación de KINGSIFHER. Edición especial para Periódicos Asociados Ltda.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

La guerra civil española 1936 - 1939
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más