Fidel Castro en 2006 (temporalmente lejos del poder)


Por primera vez en la historia, desde cuando su revolución lo llevó al poder en 1959, el dictador cubano se vio obligado a delegar el poder por un problema de salud. Trece días después, en su cumpleaños número 80, se le vio bastante recuperado.

"La operación me obliga a permanecer varias semanas de reposo alejado de mis responsabilidades y cargos”, decía uno de los apartes más importantes del comunicado en el cual el comandante Fidel Castro anunciaba los motivos de su enfermedad y la decisión de delegar el poder que ha ejercido durante 47 años. Ese día, Io de agosto de 2006, el líder cubano delegó provisionalmente sus cargos como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, presidente del Consejo de Estado y Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en Raúl Castro, su hermano menor de 75 años, quien es el sucesor designado por la Constitución en caso de ausencia o muerte. Raúl se desempeña como Ministro de Defensa y es el segundo hombre en la jerarquía de la isla.

El comunicado, que fue leído en la televisión por el jefe de despacho Carlos Valenciaga, aseguraba que una crisis intestinal con hemorragia obligaba a someter a Castro a una operación quirúrgica. El origen había sido el “enorme esfuerzo” realizado durante su participación en la Cumbre de Mercosur en Argentina.

Durante las semanas en las cuales Cuba vivió sin que Castro ejerciera el poder, poco o nada cambió en el transcurrir diario del ciudadano común. Por su parte, Raúl Castro permaneció fúera de la vista pública.

Reacciones en el exilio



Inmediatamente se conoció la noticia en Miami, la comunidad cubana en el exilio reaccionó de maneras diferentes. Mientras algunos celebraron el acontecimiento, creyendo que abría el camino para un cambio político en Cuba, otros fúeron más allá y afirmaron que se estaba ocultando la muerte de Fidel. La mayoría se mostró escéptica y prefirió esperar.

Por su parte, los medios de comunicación de Miami cambiaron su programación habitual para analizar, por parte de politólogos y gente del común, el alcance de la noticia.

En cuanto al gobierno de Estados Unidos, de inmediato no hizo ninguna declaración oficial. Pero siempre se afirmó que su mayor temor era cómo enfrentar una salida masiva de cubanos hacia su territorio.

La reaparición

Fidel Castro, quien lleva 60 años en la política activa, había pedido que se postergara la celebración de su cumpleaños para el 2 de diciembre, fecha en la cual se celebra el aniversario del desembarco del yate Granma y el inicio de la guerra de guerrillas en la Sierra Maestra, en 1956.

El 13 de agosto, durante su convalecencia, el comandante cumplió 80 años de edad. Ese día apareció en varias fotografías publicadas en el diario oficial Granma, donde aparecía en compañía del presidente venezolano Hugo Chávez, quien estuvo de visita en la isla, y de Raúl Castro. En un comunicado a los cubanos les aseguró que su periodo de recuperación no sería corto y les pidió ser optimistas y estar listos para enfrentar “cualquier noticia adversa”.

Quienes estuvieron cerca de Castro afirmaron que ese día, después de salir de las sesiones de fisioterapia, el jefe de la revolución cubana había dado pasos y luego “conversó animadamente”.

Los discursos de Fidel Castro serán recordados por su larga duración. Muchos dicen que esta imagen no se repetirá.



La imagen de Fidel Castro en su lecho de enfermo, acompañado del presidente venezolano Hugo Chávez, su amigo y aliado, y de su hermano Raúl, apareció en el diario oficial Granma. Chávez le regaló una caricatura pintada por él mismo.



Con contadas excepciones, Raúl Castro, de 75 años, permaneció alejado de la vista pública después de haber recibido el poder de Fidel. Algo que no fue extraño, pues siempre ha preferido mantenerse a la sombra de su hermano mayor.


Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook