Expansión de Alemania 1938 - 1939 (segunda guerra mundial)

En un intento por mantener la paz en Europa, Gran Bretaña y Francia toleraron las políticas expansionistas de Hitler y le permitieron anexar a Austria y Checoslovaquia.

Una de las ambiciones de Adolfo Hitler era unificar a Alemania y Austria. Dicha unión se había prohibido en el Tratado de Versalles de 1919 porque Francia y otros países pensaban que eso convertiría a Alemania en una nación demasiado poderosa. A principios de la década de 1930, no obstante, mucha gente en Alemania y Austria quería que sus países se unificaran, pero en 1934 un golpe de estado en Austria intentado por los nazis fracasó.

En 1938, Hider se reunió con el canciller austríaco, Kurt von Schuschnigg, y realizó nuevas exigencias. En medio del caos y con las tropas alemanas que amenazaban su país, Schuschnigg renunció en favor de Artur von Seyss-Inquart, líder de los nazis austríacos. Él invitó a las tropas alemanas a ocupar Austria y la unión (también conocida como Anschluss) de los dos países fue formalmente anunciada el 13 de marzo de 1938.

Hider también quería reclamar las áreas de Europa dadas a otros estados por el Tratado de Versalles, las cuales albergaban a muchas personas de ascendencia alemana. Una de dichas áreas fue la de Sudetenland, en Checoslovaquia. En un intento por mantener la paz en Europa, el Tratado de Munich se firmó en septiembre de 1938.

El acuerdo le daba la región de Sudetenland a Alemania. Esto era parte de lo que se veía como una concesión razonable hacia Hider y fue llamada 'el apaciguamiento'. Sin embargo, eso no fue suficiente para Hitler y, en mar/o de 1939, las tropas alemanas invadieron Checoslovaquia. Se presentaron muchas propuestas al respecto, pero no se tomó ninguna acción.

Expansión de Alemania 1938 - 1939: otros datos



Después de firmar el acuerdo de Munich, en septiembre de 1938, el primer ministro británico, Neville Chamberlain, declaró: "Creo que esto traerá la paz para nuestra época".



Artur von Seyss-Inquart (1892-1946), líder de los nazis austríacos, era miembro del gobierno. Invitó a los alemanes a ocupar su país y se hizo parte del Tercer Reich. La anexión de Austria en marzo de 1938 trajo pocas críticas de Gran Bretaña o Francia.



Las tropas alemanas ingresaron a Praga en abril de 1939. Para apaciguar a los nazis, Checoslovaquia fue forzada a devolver la región de Sudetenland a los alemanes en 1938. No obstante, no fue suficiente para Hitler y las fuerzas alemanas invadieron Checoslovaquia el 15 de marzo de 1939.



Las tropas alemanas marcharon en Viena, en 1938. Hitler quería unificar a todos los pueblos de habla alemana en una sola 'gran Alemania', como parte importante de su visión del tercer imperio alemán (el Tercer Reich).


SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Historia de las banderas del mundo de la M a la P

La Religión en la Edad Media 1100 - 1500

Las guerras napoleónicas 1797 - 1815

Ciencia y tecnología en la época colonial 1601 - 1707

El imperio británico en el siglo XIX (1815 - 1913)

El comercio con China en el siglo XVIII 1700 - 1830

Ciencia y Tecnología en el Renacimiento 1461 - 1600

La ciencia y la tecnología antiguas 500 a.C. - 500 d.C.

Las cruzadas 1095 - 1291

Historia de las banderas del mundo de la Q a la T